miércoles, 29 de mayo de 2013

COSAS NECESARIAS.

COSAS NECESARIAS

        A ti, desconocida tan cercana,
        porque no leerás este poema

La nieve y el café,
porque lo cotidiano es caprichoso
y se nutre de roces que suscitan
el parpadeo de la evocación.

Las plumas de escribir
con tinta azul,
un color prestigiado
que deja sobre el folio
olor a cielo
y el tacto de la espuma en bajamar.

Las gafas que contemplan el pasado;
(mis gafas nunca miran el futuro
por miedo a la presbicia).

El cuaderno de apuntes,
por si acaso el poema
asoma inesperado.

Y, anclada en tierra firme,
cualquier calle
con una dirección irreductible
que me lleve ante ti.

           ( De un libro en preparación)
 

8 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Qué buena amiga eres, Herme, y dime : cuando te vayas a Asturias, qué voy a hacer sin ti. Estoy con una edición entre manos, pero antes o después debo asomarme de nuevo a la poesía y preparar el libro. Y te pediré ayuda y consejo como siempre; la desconfianza es la mejor manera de acercarse a lo inédito.
      Besos.

      Eliminar
  2. El poema casi siempre asoma cuando menos uno se lo espera. Luego hay que saber cazarlo con el cazamariposas de la palabra, que quede en él y en ella y en nuestras manos la poesía.

    Bonito poema.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Jesús, sí es verdad; uno debe estar disponible y tener ese punto de suerte que convierte lo circunstancial en palabras del poema.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  3. Otra perla para enmarcar, me encanta la elegancia de tus palabras y como dejas las palabras hiladas para que las interpretemos.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una muestra más de la generosidad con que te acercas a cada uno de mis textos.
      Un fuerte abrazo y la misma línea de colaboración y afecto de los últimos meses.

      Eliminar
  4. José Luis, que la preparación llegue pronto a la realidad de nuestras bibliotecas. Un precioso poema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy en ello, José Manuel, mi editor acaba de darme un toque y debo aparcar un poco la crítica para centrarme en ese poemario.
      Falta organizar los textos y corregir algunas carencias.
      Abrazos.

      Eliminar