miércoles, 8 de mayo de 2013

DOLORES LEIS PARRA. EL ÚLTIMO BERNAL.

El último Bernal
Dolores Leis Parra
Círculo Rojo, 2013
 

UNA SAGA FAMILIAR.
 
   En su amanecer como escritora, Dolores Leis Parra dibuja en El último Bernal  la crónica sentimental de una familia del último tramo del siglo XIX y comienzos del siglo XX. Jimena Martínez del Rosal, joven muy bella e impulsiva, es figura central. Su padre, casado en segundas nupcias con Luisa,  atraviesa un estado económico inestable. Quiere fomentar negocios y realizar ajustes en la economía doméstica y recurre a su buen amigo Emiliano Bernal para que dé solidaria hospitalidad a su familia en el verano. La amistosa relación con Emiliano es antigua y con una alta estima, a pesar de que estuvo enamorado de su primera esposa Estefanía, porque fueron amigos en la infancia y vivían en cortijos cercanos y cuando Estefanía no correspondió la pasión amorosa de Emiliano éste renunció a seguir cerca y abandonó la comodidad para aplacar su inquietud sentimental, aunque nunca logró olvidar a su gran amor; por eso se vuelca con su hija y con la familia de la malograda Estefanía, quien no pudo superar una dolorosa enfermedad.
   Durante la estancia de Luisa y Jimena en una casa rural andaluza otros amigos de Emiliano, procedentes de Inglaterra, visitan la propiedad. De este modo se establece una nueva relación convivencial que siembra sentimientos y afectos y que deja en el lector un cúmulo de imágenes de época de una sociedad muy jerarquizada, atada en sus clases altas por convencionalismos de los que poco a poco se van liberando las mujeres más jóvenes. También comparten días en la Bernalesa los miembros de una familia sevillana, los Vargas, que pronto se integran en las actividades lúdicas del cortijo y aportan al grupo las contradictorias preocupaciones sumergidas que impulsan sus ambiciones y proyectos.
   El fuerte carácter de Jimena no acepta de buen grado el control de su madrastra Luisa, a pesar de la excelente disposición para cuidar ae Jimena como si fuese su madre. Quiere que el padre pueda sentirse orgulloso y  que el ánimo no quede ensombrecido por su condición de huérfana.
   En el escenario ambiental también resaltan las facetas existenciales de otros personajes como los amigos ingleses de Emiliano que ven la finca con el pintoresquismo del extranjero que se acerca a una forma de vida privilegiada, pero condicionada por las costumbres.
   En el fondo diáfano de los cielos andaluces que muestra una clase social en todo su esplendor, Dolores Leis Parra resuelve un mapa de época en el que los personajes van trazando los hilos de un destino impulsados por las circunstancias que no siempre resultan lineales sino lleno de luces y sombras, entremezclados de sueños incumplidos y nostalgias varadas por lo que se perdió en el tiempo, como sucede siempre en lo cotidiano. La realidad es compleja y difícil, sobre todo cuando en los comportamientos funcionan como brújulas el privilegio social y la riqueza, aunque nos muestre un perfil de formas simples y de contrastes inamovibles entre los privilegios de la jerarquía y el estar humilde del pueblo llano.

2 comentarios:

  1. La novela se presenta en Rivas el jueves 9 de mayo, en la Sala Miguel Hernández. En el acto estarán la autora, Dolores Leis Parra, la novelista Elena Muñoz y Manuel Hernández, Gestor Cultural de Covibar. Una excelente oportunidad de saludar a muchos amigos...

    ResponderEliminar
  2. Creo que en su momento no te di las gracias por tu reseña, hoy la he recuperado para subirla de nuevo a las redes sociales, en realidad no recuerdo si lo hice en su momento, era demasiado novata en estas lides y su manejo (no quiere decir que haya dejado de serlo, tal vez un poquito menos) Pues eso, gracias y como digo en el estado de facebook no sólo por tus palabras, también porque gracias a <> se cruzaron nuestros caminos dando paso a la amistad y al cariño. Bstos.

    ResponderEliminar