martes, 11 de noviembre de 2014

CON VOZ DE DIARIO ÍNTIMO

Cuaderno de Dublín
Fotografía de Adela Sánchez 


CON VOZ DE DIARIO ÍNTIMO
                                                         A los que borran muros
Escritura y docencia; un vecindario avenido que paga los gastos en común.
Hay escritores que sustituyen la Literatura por la Sociología.
Emplea la primera persona, una estrategia de verosimilitud realista.

Antes de chocar contra el cristal el moscardón tiene conciencia épica, de vanguardia nacionalista.
La poesía no cae del cielo sino de las estanterías.
Cada libro oculta un fracaso premeditado y un éxito azaroso.

Me llega la reclamación de un haiku descontento con sus límites formales.  

13 comentarios:

  1. Querido José Luis:

    A veces la docencia, o -mejor- ciertos decentes de literatura, están tan alejados de la escritura y de la lectura -lo he comprobado en vivo y ahí está la certeza que la literatura cae de las estanterías y no del cielo- que al preguntarles por Crónicas Marcianas -obra cumbre de la literatura universal- responden que era un entretenido programa televisivo. Pobre Bradbury; pobres alumnos; pobres de nosotros.


    Un abrazo, poeta, amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comparto esas vivencias; también las percibo cerca y sé que los muchos años en el aula han dejado en la memoria encuentros nefastos. Pero también amistades maravillosas: muchos compañeros han arropado preentaciones y actos literarios, han comprado libros y han programado actividades de lectura. Así que no me quejo demasiado: el balance es positivo.
      Por otra parte, lo sabes muy bien, hay un clima fuera tan sombrío que prefiero caminar por las páginas del libro que por el desconcierto de lo cotidiano.
      Gracias y feliz noche.

      Eliminar
  2. Solo te discutiría ( a capa y espada si fuera preciso ;)) el tercero. Pero es solo mi opinión, claro, una más. La poesía no cae, la poesía emerge, brota, sube desde el subsuelo (el infierno, el centro de la tierra si queremos, por contraposición a lo del cielo, metafóricamente, claro).
    Abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo me rendiría sin condiciones antes de discutir contigo porque una de las enseñanzas de la edad es que en poesía no existen dogmas sino incertidumbres. Así que una vez más quiero agradecer aquí tu cariño diario, tu mirada feliz para enfocar la realidad y tu poesía. Abrazos fuertes.

      Eliminar
    2. ¿De verdad ve mi mirada para enfocar la realidad como feliz, José Luis? (no dudo de su palabra, dudo de mi comprensión sobre ella)

      Eliminar
    3. Claro que percibo así tu mirada: no feliz en el sentido de jocosa y dando palmaditas infantiles ante el asombro, sino limpia, coherente, azul, con la pupila hospitalaria para percibir luces y sombras. Un abrazo fuerte.

      Eliminar
    4. Bueno... Sin palabras. Simplemente me ha hecho llorar (emocionada). Gracias.
      GRACIAS.

      Eliminar
    5. Besos, Sofía, con mi gratitud y mi afecto. Alguna vez podremos compartir un café en Sevilla, o en Madrid, con la certeza de un largo itinerario por la amistad.

      Eliminar
    6. Estoy segura de que así será, José Luis (compartir café, Sevilla o Madrid, y amistad). Muchos besos, también con mi gratitud y afecto.

      Eliminar
  3. Muy adecuada la dedicatoria: " A los que borran muros ", en especial en estos tiempos que que tantos pretenden nuevos muros y nuevas fronteras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Excelente comprensión de la dedicatoria. Lo del secesionismo es tan abstruso que sorprende que la gente pique el anzuelo y lo crea un gesto democrático.
      Gracias, amigo por tu comprensión y por tu compromiso con lo que crees.

      Eliminar
  4. En esta ocasión me quedaré con el moscardón porque seguramente será el que menos se queje de mi comentario. En cuanto a los escritores no me meteré con ellos, ya que les sigo los pasos con el único propósito de aprender de ellos. De la poesía no diré nada, prefiero tenerla de mi parte.
    Leeré Crónicas Marcianas. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buena lectura, Carmela; yo seguiré buscando en los estantes la buena poesía y los libros necesarios para que la escritura se alimente y crezca fértil. Del cielo solo cae lluvia. Bienvenida. Abrazos fuertes.

      Eliminar