jueves, 20 de noviembre de 2014

EN LA ISLA DEL TESORO, CON MÚSICA

La Isla del Tesoro
Robert Louis Stevenson
Club de Lectura IES Duque de Rivas
EN LA ISLA DEL TESORO, CON MÚSICA

   Algunos alumnos pensaban que La Isla del tesoro era un videojuego. Otros creían que era una versión antigua, en blanco y negro, de "Juego de Tronos" . Varios estaban convencidos de que es un libro insufrible, cuya lectura es una pérdida de tiempo. No me extraña tanta diversidad de juicios porque la novela  que Robert Louis Stevenson fue publicando por entregas en la revista  juvenil Young Folks ha sido un manantial inagotable para el cine, la televisión, el comic, los videojuegos y las lecturas obligatorias recomendadas por padres y profesores.
   Pero La Isla del tesoro  en su dimensión más exacta es un libro universal, una novela de aventuras que crea estereotipos y en la que no falta la reflexión sobre el valor, la amistad, el dinero, la fidelidad y el espíritu aventurero. Así lo ha comentado con emotivo acierto esta mañana, en una nueva sesión del Club de Lectura del IES Duque de Rivas, la profesora María Millán. Ella ha explicado cómo la novela nació al amor de la lumbre, en sesiones familiares, en medio del invierno escocés, en un proceso de invención que culminó en un manuscrito que cautivó a toda la familia de Stevenson al completo.
   En la jornada del instituto el reloj manda siempre y apenas ha habido tiempo para disfrutar de un breve concierto de música, donde alumnos del centro han interpretado dos temas instrumentales ante casi cincuenta asistentes, coordinados por la la profesora de música María Jesús Gutiérrez.
   Palabras y música para reconstruir el mapa de todas las islas del tesoro, para encontrar en las páginas de Stevenson el cofre de la imaginación, ese baúl que nunca está vacío, en el que tienen cobijo tantas ilusiones y sueños, tantos itinerarios por recorrer.

 

8 comentarios:

  1. Qué preciosa jornada, evento, al uso de la moda web/redes sociales, la enseñanza a los más jóvenes, la apertura hacia este libro..¡tan universal!..la música... Gracias por compartirlo, querido José Luis. Un inmenso abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Salí del recreo con una sonrisa enorme en la boca, con ganas de bailar un poco mientras entonaba la canció: "Quince hombres van con el cofre del muerto / jo jo jo jo.../ y una botella de ron". Pero dejé el ron junto al cofre porque tenía clase.... Así es Sofía. Fue muy grato, como mirar tu blog y encontrar en él afinidad y palabras comunes.

      Eliminar
  2. En mis Fragmentos de inventario dedicaba una "estampa" a lo que supuso para mí la lectura de esta inagotable novela; inagotable puesto que de cada lectura siempre se pueda extraer un poco más que alimente el espíritu. Quienes la leímos en los últimos años de infancia o primeros de nuestra adolescencia, la guardamos, por fuerza, en lugar prominente de nuestra memoria. La lectura de tu entrada me ha hecho volver con aquella emoción de entonces a La Hispaniola.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Antonio, hace unos días se hablaba en la prensa sobre la conveniencia o no de que los alumnos conozcan las joyas del acervo clásico. Y la recomendación de libros tenía muchos detractores. Yo en cambio estoy a favor: hay que enseñar caminos y desbrozar su recorrido para que lleguen nuevos pasos. Y en ello estamos. Somos pocos, pero no hace falta más. Abrazos fuertes y suerte con ese libro.

      Eliminar
  3. Uno de los grandes libros de mi vida. Uno de los que me hicieron descubrir los otros mundos que viven en nuestras lecturas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Andrés Trapiello quita un poco la voz especular al profesor que introduce en los clásicos. Decía que hay libros que alejan de la escritura... No sé si LA ISLA DEL TESORO ha perdido la condición de enlace entre el ser niño y la lectura. Para mí también fue un hito y a él vuelvo con frecuencia para ver esos valores que tan difícil existencia tienen ahora: la amistad, el valor, la fidelidad, el sentido de la justicia... Un abrazo lector y amigo. Un abrazo con libros.

      Eliminar
  4. Fue una auténtica gozada hablar a los alumnos de La Isla del Tesoro...Les conté cómo nació este relato de aventuras que me subyugó cuando cayó en mis manos. Tenía la misma edad que los que me miraban absortos mientras con pinceladas breves y pistas les intentaba llevar al cofre que yo abrí hace años...el de la magia de la literatura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue una alegría compartir tus palabras llenas de emoción y cultura; y como siempre, es un privilegio tu amistad. Muchas gracias por hacer de cada día en el instituto un encuentro con la inteligencia. Besos y seguimos.

      Eliminar