miércoles, 26 de noviembre de 2014

DOS A SOLAS

Playa de Cabanes
Otoño, 2014


DOS A SOLAS

Multitud. Dos a solas y el mar.

Besos escritos con otra tinta.

Cuando no hay futuro la conciencia segrega escepticismo y desconsuelo.

Hablo del matrimonio, esa colisión entre sentimientos e ideas.

Pienso en ti casi siempre. Las otras veces pienso en ti.

9 comentarios:

  1. "Como en un antiguo rescoldo
    sigo,
    sin esperanza,
    pensando en ti"


    Que estos versos que escribí no hace demasiado sirvan de contrapùnto a tu precioso y sentido poema.


    Un abrazo, poeta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos necesitamos, querido amigo, un día de calma, un paréntesis de tiempo mirando el mar. Un fuerte abrazo y comparto con la misma tinta cada uno de tus versos.

      Eliminar
    2. Mi amigo Ricardo Virtanen habla del aforismo lírico en su última entrega, Laberinto de efectos; su reflexión abarca esos textos de límites difusos que participan de la naturaleza del aforismo y del poema al mismo tiempo. Así pues, dejo algunos aforismos líricos aquí para que el lector los lea en el compartimento genérico que quiera, que aquí no hay lindes sino campo abierto.

      Eliminar
  2. Bellísimo texto, José Luis, te felicito. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, María, es una reflexión sobre ese largo itinerario común que ha ido marcando el tiempo y que tú tan bien conoces. Gracias por estar cerca todos estos años. Gracias por tu amistad.

      Eliminar
  3. ¿Y el tercero que disparó la foto? Desde luego no era el mar, porque también sale en ella (el contracampo, lo que no sale, suele ser lo importante en una fotografía).
    ¿Quizás cuatro ojos en uno?
    Tal vez ese sea el milagro.

    Un abrazo, querido José Luis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre hay un tercero: la suma de ella y él. Así que, cerca, nunca estamos solos del todo. Lo sabe el mar, querida Sofía, y este paraje de la costa de Castellón que tanto nos gusta para perdernos los fines de semana. Besos cordiales.

      Eliminar
  4. Hermosísima fotografía. Bendita colisión. Lo de pensar en ti, y siempre en ti, y cuando no también en ti, está muy bien por su ambiguedad. Es lo que tiene la literatura... un campo sin barreras. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa costa es uno de los lugares más hospitalarios que conocemos, querida Carmela; visitamos sus playas con frecuencia y siempre nos deparan ese tiempo común que ayuda a entender mejor la convivencia. Un fuerte abrazo.

      Eliminar