domingo, 21 de diciembre de 2014

CARÁMBANOS

 
CARÁMBANOS
 
                                          Para Susana Benet  
 
En los aleros
carámbanos brillantes.
Soplo mis manos.

14 comentarios:

  1. Me da frío sólo pensarlo. Que expléndida la palabra carámbano! Me ha gustado. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida amiga; es un recuerdo infantil. Antes de despedirme de los compañeros del instituto, recordábamos esas sensaciones vacacionales del internado y una de ellas era la visión de un alero con cristales de frío. Otro tiempo. Y un rincón en la memoria para quien fuimos. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Los recuerdo, cuchillos blancos y afilados,en la ventana del patio de mi casa; también allá en mi infancia. Precioso haiku.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Antonio, los buenos escritores de haikus dicen los manuales que deben ser directos, elementales, sugerentes, solo con literatura emocional. por eso he dedicado el haiku a Susana Benet cuya forma de mirar el entorno me parece referencial. Compartimos recuerdos, Antonio, somos de la misma generación. Abrazos.

      Eliminar
  3. En Medina de Rioseco se llaman "chupiteles". Y sí, querido poeta; en mi infancia -también ahora, pero mucho menos- aparecían todos los años muchas veces tras las nevadas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Luis Ángel, no sé si la nostalgia nos ha moldeado los ojos a su manera o es que la literatura nos obliga a percibir de otra forma... Como sabes, soy de Ávila y ni siquiera allí los chupiteles son lo que eran. Carámbanos de frío entre las manos del niño. Que disfrutes de la jornada en tu pueblo, es precioso y ya mismo nos vemos compartiendo gastronomía mesetaria.

      Eliminar
  4. José Luis, el frío de tus manos, los carámbanos del pasado, tu haiku elegíaco, tal vez sea lo único que queda de invierno. Este tiemp cambiante nos hace temblar pensando en el volcán del verano. Entre los dos, y por fortuna, hay puentes de papel,
    Ojalá y sea el próximo un año nuevo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, querido amigo, y entre los dos una mesa camilla para la confidencia y los libros. Muchas gracias por tu cercanía, poeta, siempre es un privilegio caminar juntos.

      Eliminar
  5. José Luis, vengo a desearte lo mejor posible para el nuevo año. Que esos carámbanos amenazadores se queden en los aleros y que nunca penetren en tu corazón.
    Se necesitan personas cálidas como tú , para una convivencia universal más solidaria.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres entrañable siempre, querida Fanny, y en un mundo tan áspero viene bien la mano tendida. Te lo agradezco de corazón y remito mis mejores deseos personales y literarios. besos.

      Eliminar
  6. ¡Caramba! Acabo de descubrir este espléndido haiku que me dedicas. Muchísimas gracias. Sin saberlo has acertado con el motivo: me encanta el frío, los paisajes nevados, la blancura perfecta de la nieve. Me gusta especialmente este haiku porque está lleno de naturalidad, la del gesto de soplarse las manos ante esos carámbanos. Qué sorpresa tan agradable, amigo José Luis. Guardo tu haiku con emoción y cariño. Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, querida Susana, es verdad que uno de los pecados capitales que comete con frecuencia el escritor de haikus es el sobrepeso de literatura. La naturalidad es su eje de simetría, tú lo sabes muy bien. Y es un placer dedicarte el haiku porque siempre eres generosa y entrañable con mi literatura. Feliz jornada, Susana.

      Eliminar
  7. Carambanos! Estoy en el país de los carambanos ya te enseñare algunas fotos, FELIZ NAVIDAD 🎄🎆 sue te traigan mucho libros.
    Para el mejor blog y Para el mejor profe😜

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Oliver, no pases mucho frío y que te traigan un montón de regalos. Los mereces. Un abrazo cordial y disfruta de las vacaciones.

      Eliminar