domingo, 14 de junio de 2015

IRENE Y LOS SUEÑOS

En Ávila, 1986. Fotografía familiar


Principio del formulario
Acerca del sueño
 
                     a mi hija Irene
 I
      
Qué es el sueño, preguntas,
con la abrumadora ingenuidad
de quien me presupone una respuesta.
Y yo salvo el escollo
modulando una frase convulsa
en la retórica de los desconciertos.
Te digo: el generoso don
que la fatiga obtiene de la noche,
una brizna de luz escalando la sombra,
el envés de una historia
cotidiana y absurda;
tú misma, hija mía,
cada palabra tuya, cada gesto.
No sé si el sueño
es potestad del hombre
o comparten los sueños animales y cosas.
Ignoro de igual modo qué hilo teje
su textura de seda,
qué alzada confabula
su hermética apariencia
o qué brújula guía
la estela de sus viajes.
Sé que hay sueños tristes y gozosos,
oscuros y diáfanos,
ocasionales y obsesivos;
sé también que hay sueños tan hermosos
que el tiempo los indulta y perseveran,
y no envejecen nunca.

 II

Hay sueños que una noche
consumen su existencia
y otros que se prolongan con los días.
Simulan los primeros
una especie común de lepidópteros
y acaban siendo pasto
del trastero y del polvo,
como un experimento vanguardista.
Levísimos planetas alumbran los segundos,
como estrellas fugaces que convocan
múltiples y azarosas travesías.
Ante nuestra mirada sus figuras componen
un paisaje celeste,
intangible materia en sereno reposo,
donde habita la luna del deseo.

        (Población activa, Gijón, 1994)

10 comentarios:

  1. Hoy va de «Sueños».
    Desperté temprano y encontré (compartí) esta frase: El problema no es soñar -le dije-, el problema es el tamaño de los sueños; los pequeños no solo no le hacen daño a nadie, sino que ayudan a vivir.
    Qué se cumplan los sueños, José Luis y nunca perdamos la capacidad de seguir soñando.
    Muchos besos. Feliz domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, querida amiga, los sueños son parte esencial de nuestra identidad y, por tanto, no pueden desaparecer si queremos seguir siendo nosotros. Además, los sueños son proteicos y suelen tener las dimensiones justas de nuestra mirada. Solo queda disfrutar de su compañía, como disfrutamos del silencio o la luz. Besos enormes.

      Eliminar
  2. Hay sueños que duran siempre, como los hijos, que siempre permanecen con nosotros, sus padres.

    Compré y leí "Ninguna parte". Me gustó tu poesía exacta, llena de versos que hacen pensar. Hoy, al pasar por el blog de Pedro, me descubre tu nuevo libro "Motivos personales". Lo buscaré.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por dedicarme un poco de tu tiempo, querida amiga. Los sueños están porque su mirada nos hace ver la realidad con ojos limpios. Es difícil percibir el ruido del tiempo. Miro esta fotografía y me doy cuenta de que han pasado treiinta años; mis hijas han crecido tanto que apenas son la estela de esta fotografía. Un abrazo.

      Eliminar
  3. Tanto como el poema, me gusta la fotografía. En ambos puedo verme también, en compañía de "mis chicas".

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estamos rodeados de belleza, querido Antonio, y ese privilegio nos lleva a la poesía. Así estaban mis peques hace treinta años, y así estaba el poeta, junto a Adela, con pelo negro y barba solemne. La fotografía de ayer es una fuente de ternura que pone su intimismo en el poema. Abrazos y gracias por tus afinidades.

      Eliminar
  4. ¡Qué hermoso poema, José Luis!
    Enhorabuena y feliz domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Feliz domingo, poeta,hoy entre la gente que forma mi familia y me ha acompañado en el tiempo y en la poesía. Y un gran abrazo también para ti.

      Eliminar
  5. Hermosa fotografía familiar. Me encanta ese poema José Luis, mas, pensé que era del libro Causas y efectos, al menos ahí lo leí yo en tu Mapa de Ruta. Me ha gustado volverlo a leer. Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Es precioso el poema Jose Luis. Con respuestas así, da gusto hacer preguntas.
    La fotografía, bonita y entrañable.
    Besos y versos!!
    Sandra.

    ResponderEliminar