jueves, 3 de mayo de 2018

JORNADA LABORAL

Jornada Laboral
(Daytona, Florida)
Fotografía de
Adela Sánchez Santana




EL AHOGADO


                                   Hablaron del suceso
                                   en los telediarios
con el tono didáctico
de una voz tutelar que  nos reitera
consejos conocidos:
el mar respira fuerte.
Arterias submarinas
empujan hacia el fondo al inconsciente
que bracea feliz,
atento sólo al sabor de la sal.
Los bañistas mencionan
raros gestos, describen hendiduras
y elogian el valor del socorrista,
figura necesaria
para que la tranquilidad  ocupe sitio;
nada se pudo hacer
salvo dejar el cuerpo
como centro de un círculo de pasmo.
En el rostro madura
un color tumefacto.
Desvalidas sombrillas
como extrañas zancudas.
Hoy nadie aprovechó
los últimos rescoldos del ocaso.
También la muerte cumple
jornada laboral
en vacaciones.

              (De  Pulsaciones, 2017)





2 comentarios:

  1. Así me gusta amigo, que la tranquilidad ocupe su sitio. Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Sospecho que el azar y esa escritura oculta del destino pisan la misma arena que nosotros, querido poeta. así que hay que hacerlos sitio para que se sientan cómodos. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar