jueves, 26 de julio de 2018

TURIA (REVISTA CULTURAL), Nº 127

Turia (revista cultural)
nº 127, junio-octubre 2018
Fundador y Director:
RAÚL CARLOS MAÍCAS
Edita:
INSTITUTO DE ESTUDIOSTUROLENSES
DIPUTACIÓN PROVINCIAL DE TERUEL
 
LETRAS DE ESPAÑA Y PERÚ
 
   Llega a su número 127 la revista Turia con un crecido sumario, organizado en torno a dos espacios geográficos, Perú y España. Son muchas las propuestas condensadas en las habituales secciones, aunque la exploración del cartapacio sobre el quehacer de la literatura peruana actual constituye el enfoque principal de la publicación. Su máxima figura, Mario Vargas Llosa, celebrado creador de ficciones, deja sitio, bajo el prisma investigador de Javier Morales mena, al ensayista, una actividad que aborda la espinosa cuestión de los regímenes dictatoriales latinoamericanos, las mutaciones ensayísticas y culturales del presente y la obra de creadores paradigmáticos, como Flaubert, Víctor Hugo, Juan Carlos Onetti o Gabriel García Márquez. En suma, un heterogéneo mapa reflexivo que concede a Vargas llosa sitio central por su práctica rigurosa y continua.Completan la sección ensayos breves sobre Enrique Vila-Matas, César Vallejo, Jaime Gil de Biedma y Eduardo Chirinos.
   Los bifurcados laberintos del relato breve aportan una selecta nómina creadora que abre Fernando Aramburu, multipremiado autor de Patria. Le acompañan Santiago Roncagliolo, Eloy Tizón, Alonso Cueto, Sara Mesa, Jorge Eduardo Benavides, Carlos Pardo y Patricia Esteban Erlés. Todos ellos encarnan en su textura argumental talleres literarios de lúcida coherencia.
   Enrique Andrés Ruiz explora los estantes de la tradición para acercarnos la estela biográfica de Julio Garcés, un poeta de la posguerra, cuya escritura enlaza la España gris de los años 50 y el trasfondo diplomático y cultural de Perú, donde se asentó durante un largo trecho temporal. El rescate se completa con las composiciones de Aurora Luque, Amalia bautista, José Andrés García Román o José Carlos Llop, mientras que el apartado de “Pensamiento”  incide en el examen de signos caracteriales divergentes como el problema migratorio contemporáneo, a cargo de Valentín Puig, o el auge de la escritura del yo, un sondeo elaborado por Patricia de Souza.
   Nunca es fácil delimitar en las coordenadas de tiempo y espacio los firmamentos literarios vigentes, ni en la ficción ni en otros géneros como la poesía o el ensayo; solo se muestra un mapa fragmentario en el que se concentra una estela de nombres propios. Perú ha dejado en el tiempo hitos escriturales como Mario Vargas Llosa, Alfredo Bryce Echenique o Blanca Varela y su cauce creador prosigue firme, aunque cuando siempre resulta complejo definir una literatura nacional, que no es sino una suma aleatoria de azares y contingencias. La delimitación geográfica nunca tiene unidad y coherencia; es una constelación de propuestas que solo desde la subjetividad crítica se puede descifrar.
   La identidad literaria de Turia mantiene en el tiempo algunas incisiones de alcance, como las páginas autobiográficas de “La isla”, de Raúl Carlos Maícas, el aporte didáctico sobre el sesgo cultural aragonés, que aquí firma Javier Barreriro o los cuadernos turolenses a cargo de Juan Domínguez Lasierra.
   Sirve de coda el largo río crítico de “La Torre de Babel, que dejan en el lector los pájaros en vuelo de las novedades. Entre ellos, Ordesa, la celebrada novela de Manuel Vilas, o la última entrega de Luis García Montero, A puerta cerrada, que ahora estrena cargo como Director del Instituto Cervantes.  
   Múltiple en su dibujo y abierta a cualquier cala de la literatura más reciente, la revista Turia siembra un recorrido que enlaza estaciones literarias con la solvencia de quien pisa firme, en una realidad cambiante, cuyos elementos se combinan con fuerza poderosa, con la voluntad de dejar huella de un tiempo dilatado, imprevisible.  
 
  

 

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario