martes, 4 de diciembre de 2018

EL ÁRBOL VENCIDO

Derrota
Fotografía
Archivo de internet

EL ÁRBOL VENCIDO



Se  despeña a diario por el precipicio de la vanidad.


Tiene una compleja sensibilidad de cactus.


Entre las palabras arrebatadas y el frío, una tierra de nadie.


Imita la estupidez con el talento de un epígono aplicado.


Nunca niego el saludo a desconocidos.


Nos une todavía una raíz de bergamota.


No sé si las podas afectivas retoñecen en primavera o secan el árbol para siempre.


En el frío del amanecer aparece el futuro y su escasa reputación con niebla.


Todo muy claro, dijo, y se adentró en el túnel.

(Aforismos inéditos)



2 comentarios:

  1. Estupendísimos todos, como todos los tuyos José Luis, pero voy a destacar dos según mi gusto: el del cactus y el del saludo a los desconocidos. Sobre todo me gusta de éste último lo fino que hilas.
    Un abrazo y que tengas un martes estupendo,
    Sandra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias querida Sandra, ya sabes que los aforismos son gente de pocas palabras que buscan economía verbal a cada paso; y gracias también por tus mensajes y tu confianza; es una delicia sentir que caminamos con la gente que amamos, con la gente que sabe estar cuando uno tiene la sensación de ser un árbol cansado, que se duerme en el parque. Feliz día

      Eliminar