sábado, 11 de abril de 2020

AL OTRO LADO DE LA LLUVIA

Tiempos líquidos
Arquivo
de
internet


AL OTRO LADO DE LA LLUVIA


Todo lo sólido se desvanece en el aire

K. Marx


   Seguí casi al completo la sesión parlamentaria del Congreso. Desde las aguas revueltas de los intereses partidistas los apoyos son hilos frágiles, telarañas viscosas. Algunos socios de la investidura socialista como Bildu, BNG y ERC evidencian el limo de su ética y muestran el alto proceso de putrefacción de su ideario político. Llama la atención su iniciativa en el Senado para que el delito de odio a la corona no exista, ni el delito de odio a España. Quieren rencor y asco gratis, para que todo huela como su cuarto de baño. También llevan a la otra orilla de la gratitud las actuaciones del ejército, al que miran como un cuerpo represor en vez de percibirlo como un garante de la solidaridad interterritorial y como una respuesta de intervención inmediata en labores humanitarias.

   Frente a esas semillas de destrucción, tan erosivas y deleznables, qué necesario en la izquierda el patriotismo constitucional. Entender la patria como un espacio de encuentro, como una geografía de construcción plural.

   El relato cursivo de la lluvia en las ventanas opta por el tono sentimental de la elegía. Se hace visible la ausencia de quienes compartieron instantes de felicidad. Son esas vivencias en común las que se guardan contra el abrasivo efecto de los días.

   La realidad busca un sostenido contraste ficcional y un muestrario de estados de ánimo en los protagonistas. De inmediato, hay que buscar sitio a la esperanza. Hay mucho que hacer en el regreso. Mientras, toca esclarecer certezas. Al otro lado del cristal teclean los dedos azarosos del porvenir.

(Apuntes desde el encierro)






4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Qué alegría que estés cerca, querido mirón; hace mucho que no veo tus textos, estos cacharros digitales solo crean desconcierto. Y cierta tristeza personal por percibir que la situación sanitaria no ha cambiado el trilerismo político y la ausencia de una voz común que busque esperanza. Fuerte abrazo y muy agradecido por tu comentario.

      Eliminar
  2. Saludos desde Argentina. Lejos y cerca a la vez...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias y abrazos de vuelta para que crucen distancias con ánimo y afecto. Qué hermoso país, qué literatura en Argentina y qué ganas de recorrer sus itinerarios. Pronto; un abrazo fuerte, Laura.

      Eliminar