viernes, 24 de julio de 2020

EL PARAGUAS

Una habitación sin vistas
Fotografía
de
Internet


EL PARAGUAS

  Enhiesto, como un ciprés pequeño que buscara raíces, deja cada noche el paraguas, entre la cama y la mesilla. Su sombra vertical contrasta con la claridad de las sábanas. En el callado tiempo de los sueños se filtra la lluvia.  Así que mientras duerme, siente una humedad contradictoria que eleva al techo la temperatura corporal. Solo el cobertor asume el desajuste.

(De Cuentos diminutos)




No hay comentarios:

Publicar un comentario