jueves, 15 de julio de 2021

EL HECHO LITERARIO: UN CASTILLO DE ARENA

Equilibrio
Fotografía
de
Javier Cabañero Valencia

 

SOBRE EL HECHO LITERARIO

 

. La creación literaria es incesante búsqueda. No hay entre los géneros encuentros traumáticos; por eso en mi escritura conviven la poesía, el ensayo, el trabajo crítico, los aforismos y la minificción; son estrategias complementarias que juntas trazan la verdadera identidad del sujeto, los rasgos personales de un retrato en el tiempo.

 . Compromiso riguroso con el trabajo diario; fortalecimiento de la voluntad con el estudio y la lectura. Sospecho que hay una boba ingenuidad en pensar que el vuelo libre de la inspiración llenará nuestras páginas de líneas inmortales.

  . La lectura obedece a la necesidad de ampliar espacios interiores. A veces se expanden tanto que no caben dentro y asientan sus coordenadas de situación en la escritura. Encuentran en el poema, el microrrelato o la reseña una habitación propia.

  . Para encontrar el ángulo de lo personal, frente a la posición arrogante de la originalidad, es esencial el conocimiento de las tradiciones. Y esa es una de las maravillosas ayudas de la crítica literaria.

  . La idea de la poesía como objetivación de la experiencia vital que se atribuye a la estética realista requiere muchos matices: la escritura funciona en espacios ficcionales y hay que desmarcarse de la creencia de que protagonista poético y escritor comparten el mismo documento de identidad.

 .  La experiencia conecta imaginación, afectos, relaciones sociales, propuestas culturales de otras artes, destellos intuitivos, viajes, e incluso contradicciones internas. Todo conforma un equilibrio inestable; el afán ingenuo de construir un castillo de arena.

(De Bandera verde)


No hay comentarios:

Publicar un comentario