viernes, 5 de septiembre de 2014

SIN ALZAR LOS OJOS

José Luis Morante, Madrid, 2014
Fotografía de María Jesús Jiménez Aguayo
 
SIN ALZAR LOS OJOS

En los espejos biselados, el futuro multiplica imágenes, sin alzar los ojos ni una sola vez.

6 comentarios:

  1. Amigo José Luis, le sacas los colores hasta a los espejos, me gusta, yo sigo con lo mío, buscando trabajo, dando largos paseos para no coger peso y despejar la mente y practicando el ingles, que tanta falta hace en este lado del mundo. En fin, siempre me queda este puente de papel que me anima a multiplicarme, como tu espejo biselado. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entiendo esa incertidumbre de lo cotidiano, y la sensación de tener que seguir sin saber muy bien hacia dónde dirigir los pasos... No te desanimes nunca, está tu voluntad, tu fuerza para seguir encontrando respuestas y el afecto de todos los que estamos contigo. También la literatura, que es siempre conocimiento, terapia y catarsis. Abrazos.

      Eliminar
  2. Otro de espejos, amigo Morante: "Fue consecuente consigo mismo: escupió todo su desprecio frente al espejo".
    Abrazo con reflejo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Abrazo multiplicado con reflejo en bisel, querido Elías; suerte con la nueva entrega; yo me pondré en unos días a pulir aristas y a dar la versión definitiva. Es muy grato sentir la cercanía y caminar por la misma senda.

      Eliminar
  3. Genial que se pueda decir tanto en tan pocas palabras. Para mí, de admirable poeta.

    Estos puentes de papel invitan siempre a transitarlos.

    Abrazo desde Argentina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tus palabras son muy bien acogidas, aunque mi escepticismo en lo propio es bastante más pesimista que lo que manifiestas aquí. Seguiré trabajando a tope para que los puentes de papel sigan construyendo caminos firmes en la distancia.
      Sobre los espejos Jorge Luis Borges escribió textos memorables; siemopre me siento argentino cuando leo a Borges. Un fuerte abrazo.

      Eliminar