viernes, 27 de noviembre de 2015

CUENTOS DIMINUTOS

Cuentos diminutos
José Luis Morante
Cubierta y dibujos interiores de
Hilario Barrero
Cuadernos de Humo, Nueve
Brooklyn (Nueva York; USA), 2015  
  
PUNTO MEDIO

   En literatura el género no es una enojosa disciplina sino un juego menor cuyas reglas se pueden manipular a voluntad. Esta falta de sumisión permite el diálogo, una conversación de punto medio entre el verso y la prosa en el cuarto de estar del microrrelato. Mientras deambula por el folio blanco, el cuento pone en práctica un pensamiento de Jack Kerouac: “Seamos libres en cualquier momento”.
   Los textos, inéditos en libro, han ido apareciendo, con azarosa cronología, en el blog “Puentes de papel”, un espacio digital que abrí el penúltimo día de 2010 y que todavía mantiene inalterable un apetito omnívoro de poemas, reseñas, cuentos y aforismos. Con hacendosa disciplina buscaron acomodo algunos argumentos entre la realidad y el sueño. Todos fueron excusas para dejar en el folio la incertidumbre de lo cotidiano sin perturbar demasiado, permitiendo que el teclado siga afilando el lápiz con las preguntas de siempre. Cuentos diminutos tiene voz en esta colección gracias al afecto de Hilario Barrero, a quien debo el ofrecimiento y la diligencia para ilustrar, con trazo claro y lentitud paciente, las impresiones lectoras.
  Lejos de todo agobio, mientras escribí estos hilos he vivido en una realidad paralela donde todo era pequeño y cadencioso, como si se escuchara un rumor breve, un mínimo resplandor entre el silencio.


 (Prólogo del cuaderno Cuentos diminutos)



10 comentarios:

  1. Ya te lo he dicho y lo repito: Muchas gracias por enriquecer estos Cuadernos artesanos con tu presencia. Ya veo en Facebook el júbilo que han causado tus cuentos. Gracias y un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, querido Hilario, ya sabes que la edad concede siempre ese estar benevolente en los afectos de los demás. No me quejo; desde que abrí el blog he sentido la palabra próxima de amigos entrañables como tú, y esa es la mejor razón para seguir habitando estos puentes. Me ha encantado tu dibujo y la edición limpia, cuidada y artesanal. Un gran regalo de Acción de Gracias... Feliz viernes, poeta.

      Eliminar
    2. No sabía que también ilustraras Hilario... ¡qué envida!! (sana...si es que existe de ese tipo). Tengo muchas ganas de disfrutar de este cuaderno. Veo que entre los textos y las ilustraciones va a ser toda una joya. Ayssss
      Un abrazo!
      Sandra.

      Eliminar
    3. Es una edición muy reducida, Sandra, que tendrá una distribución a media voz. A ver si hay suerte y puedo guardarte un cuaderno que tu amistad y tu continua paciencia con mis textos reclama. Besos y gratitud, feliz sábado.

      Eliminar
    4. Bueno pues a ver si puede ser José Luis, y si no pues nada, qué le vamos a hacer...Yo te lo agradezco igualmente, ya lo sabes...
      Feliz Sábado para ti también.

      Eliminar
  2. Ñam Ñam Ñam... hambre voraz...¿se nota no? ...Pues eso!!
    Feliz finde amigo José Luis!
    Sandra.

    ResponderEliminar
  3. !Enhorabuena José Luis! Sin duda una joya por la que sentirse orgulloso. Tus cuentos se lo merecían. Felicidades igualmente a Hilalio Barrero, la ilustración es estupenda y si en su interior también las hay es un valor añadido que hay que tener en cuenta. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre que sale una edición nueva deja entre las manos alegría y la sensación del trabajo cumplido. Así que es hermoso contar en ella con la amistad de Hilario Barrero. Los cuentos compilados están en el blog y tú los conoces muy bien. Supongo que algún día debo plantearme ir avanzando hasta formar un libro. Sin prisas. Toca descansar en familia. Feliz jornada.

      Eliminar
  4. Felicidades por el libro. Y con esos memorables dibujos de Hilario Barrero. Qué lujo serán los textos.

    Un abrazo desde el final del otoño, Losé Luis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Luis Ángel, sí es un lujo contar con el trabajo gráfico de Hilario Barrero, pero sobre todo con su afecto que ha permitido que estos cuentecillos estén en una colección llena de encanto. Soy compañero de viaje de poetas y autores que me acompañan con su talento y ese viaje virtual a Brooklyn sabe a gloria, como una parada en cualquier estación central. Feliz jornada, poeta.

      Eliminar