jueves, 14 de julio de 2016

UN RECUERDO INFANTIL

Gorriones

 
UN RECUERDO INFANTIL
 
Las dos acacias
y aquel motín de pájaros...
Intensas sombras. 
 
 

14 comentarios:

  1. Es un haikurecuerdo muy bonito José Luis!
    Un abrazo,
    Sandra

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un fuerte abrazo, Sandra, llega un tiempo en el que pasado y ahora son tiempos complementarios, raíz y fronda. Un saludo desde el mar.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Son elementos machadianos, mínimos, necesarios,llenos de luz... Gracias por tus palabras, querido amigo.

      Eliminar
  3. Como bien dice Rafael, "precioso recuerdo", y, añadiría, "preciso", pues la imagen es impactante y acerca el momento como si de un fotograma se tratase. Una vez más, maestro, chapó.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como somos de la misma generación, entenderás muy bien aquel tiempo de escuelas y jilgueros, de pinos y gorriones, de acacias y tardes rurales. Un gran abrazo.

      Eliminar
  4. Se suele decir que somos lo que comemos, pero yo añadiría que también somos lo que recordamos. Un fuerte abrazo veraniego.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El recuerdo es un mapa preciso de la identidad, querido Paco, y sus itinerarios una continua fuente de gozo. Abrazos.

      Eliminar
  5. Nos marcan siempre los recuerdos José Luis. Hermoso haiku. Un abrazo salado de mar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carmela, gracias siempre por ese estar cerquita, llena de afecto. Los días de niñez siempre guardan una apariencia de asombro y ternura. Un abrazo de nuevo.

      Eliminar
  6. Muy agradecido por tu comentario, Gabriela; el haiku es un elemento poético con apariencia humilde que acepta bien los recuerdos, sin alzar la voz. Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Tus recuerdos no levantan la voz, la acarician. Gracias por la belleza. Un abrazo, José Luis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los recuerdos son ese patrimonio afectivo que nos hace sentirnos dueños del tiempo. Siempre son hermosos, incluso cuando son leves estelas que apenas tienen contornos. Un fuerte abrazo.

      Eliminar