martes, 31 de enero de 2017

AFORISMOS SIN HÉROES

Ventisca
Fotografía de
José Manuel Vilaboa Bernárdez

AFORISMOS SIN HÉROES 

A menudo la vida carece de sentido, es abstracta y compleja. La literatura no.

Considera cada libro como un ejercicio de aprendizaje.

Todo escritor soporta el previsible anclaje de la lectura.

La realidad tiene signos secretos.

Bajo la gota fría, el trazado del sendero se diluyó. Ventisca. Rumbo incierto.

Me gustan las noches de doble fondo, en las que caben vigilia y sueño.

Esa manía de la memoria de revisar apuntes atrasados.

Siempre que concluyo un libro, firmo con la escritura discreta del aprendizaje.

La verdad no es un área reservada para soledades ariscas.

Cuando avanzo hacia ti te desvaneces.

Consumo la relación incierta del autista y su temporada en el invierno.

Un porte sólido. De fantasma.

Cuando tenía veinte años, Jaime Gil de Biedma no era un poeta cualquiera. Era el poeta.

La biblioteca, ese amplio gremio de deudas contraídas.

Conspiración entre sustantivos comunes, verbos fríos y adjetivos ecuánimes.

Nombres propios que ya no recuerdo; el final de una biografía deja sitio para mucho olvido.



                                                                   (Del libro Mejores días, Mérida, 2009)


8 comentarios:

  1. Me gustan todas, y ojalá que la primera sea verdad.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los aforismos difunden una sabiduría doméstica muy aconsejable para salir al paso de lo cotidiano. Me alegra saber que estas breverías son de tu agrado, querido José Luis. Abrazos.

      Eliminar
  2. El décimo y el último mis preferidos.

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pertenecen a mi primera entrega aforística, Gabriela, una mirada al desconcierto diario que aglutina pensamiento y poesía. Ahora voy dando forma a la tercera salida, muy lentamente, como escribe la ventisca en cualquier charco... Un abrazo.

      Eliminar
  3. Todos magníficos, pero me sigo quedando con las noches de doble fondo. Se les saca mucho partido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es necesario ese doble fondo, Tracy, para que en ellas sean buenos vecinos el sueño y la vigilia. Que tengas un buen sueño y que sigamos llenos de esa felicidad difusa que crean en el ánimo el aforismo y la poesía. Besos.

      Eliminar
  4. "La realidad tiene signos secretos". No necesito añadir nada más... esos secretos la hacen vivible! Besos, Maestro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda María, lo evidente no es más que una máscara para que lo secreto sea más intimo y personal. Pero también en la superficie hay señales nítidas, como el afecto y la amistad. Así que un abrazo grande y feliz por tu comentario

      Eliminar