martes, 21 de noviembre de 2017

UNA CIUDAD SITIADA

Rivas
fotografía de
Adela Sánchez Santana

AQUÍ

                 Nada y todo ocurre en todas partes

                                          PHILIP LARKIN

Es aquí donde estoy.
Tras las grietas de un yo parapetado
en las profundidades
de sí mismo.

Habito un cuarto exiguo
donde nada hay detrás
salvo el vacío
de las sombras sin lustre;
soy un plano que muestra,
maltrecho y solitario,
el retraso gastado de las rutas
que ya se desvanecen.

Mi reclusión carece de secretos.
En las puertas del frío,
necesito encontrar
en cualquier parte
un domicilio propio,
un cuerpo que sostenga
el temblor de la luz.


(De Pulsaciones, Takara, 2017)



4 comentarios:

  1. "Es aquí donde estoy" Propongo que, eso, sea suficiente. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé muy bien si la brújula del yo tiene un norte, querida poeta, o busca sitio en el desconcierto de lo cotidiano... Un abrazo siempre agradecido por tu amistad.

      Eliminar
  2. Somos islas, o cuartos exiguos, ciudades sitiadas... me gusta mucho eso. Yo creo que en esta vida no hacemos más que, haciendo alusión al título de tu blog, intentar tender puentes para salir de nuestro aislamiento. Creo que lo estamos por naturaleza, por mucho ser social que seamos, estamos solos aquí dentro...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una soledad en compañía que siempre encuentra puntos de sutura. Un fuerte abrazo, querida amiga.

      Eliminar