sábado, 25 de noviembre de 2017

JORGE LUIS BORGES. LECTURAS

Jorge Luis Borges
(biblioteca Nacional de Buenos Aires)

JORGE LUIS BORGES

   Hoy, al volver a casa, tras unos días en la sierra de Gredos,  los ordenados libros de Borges me miraron con el ceño fruncido. Hace meses que no los leo. Acepté de inmediato culpa y desidia, aunque argumentando que mi admiración por el escritor sobrevive con tenacidad y diseñé, en pocos minutos, un plan de relectura.
   Reconstruiré antes la personalidad del argentino con libros de Marcos Ricardo Barnatán, Alberto Manguel y con  la primera edición en castellano de Un ensayo autobiográfico, texto ilustrado con más de un centenar de fotografías.
   En algún cajón de mi escritorio, un cuaderno manuscrito relata una evocación detallada de mi pasión por Borges, expuesta en artículos, reseñas y poemas, y alimentada por la creencia de que no existe en su literatura una página que pueda considerarse un terreno vacío.
   Me espera un largo viaje en el que me conviene recordar que releer es una actividad anterior a la escritura, un regreso a la felicidad  más civil y comunitario, más intelectual. 


4 comentarios:

  1. Espero los futuros post fruto del viaje que emprendes hoy José Luis. Me vendrán muy bien pues Borges, aunque algo lo he leído, es un asignatura (vergonzosamente) pendiente para mí.
    Feliz relectura y feliz finde José Luis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Borges es una literatura, Sandra, un continente repleto de geografías insólitas, así que poco a poco que es uno de esos viajes inexcusables. Un fuerte abrazo y gracias por estar ahí.

      Eliminar
  2. Gracias José Luis por traer de nuevo a nuestro querido y admirado Borges.

    Creo que los libros de mi estantería también me miran, algo enfadados y me recuerdan y recuerdas que hace un tiempo, nos nos cruzamos en el camino. Tomaré tu dirección porque a Borges, siempre, siempre hay que tenerlo en cuenta.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué alegría, querida amiga, coincidir en esa felicidad lectora. Borges es uno de los vértices esenciales de la literatura contemporánea. Volver a sus páginas es hacer de nuestros cimientos solidez y calidad literaria; así que es un trabajo ineludible. Un fuerte abrazo.

      Eliminar