miércoles, 29 de noviembre de 2017

LA MIRADA CONFORME

Quietud
Fotografía de
Rosa María Hernández Costa


EL CONFORMISTA

El tiempo rellenó su biografía
con parquedad de datos
y un rosario de nombres familiares.
Su vida fue un estático paisaje
mostrándole futuros
de amables horizontes.
Depuró pretensiones
y, fiel a esta visión, mantuvo siempre
una estrechez de miras encomiable
por cuyo territorio
repta obsesiva la monotonía.
Si nada importa el cómo,
escasas huellas deja algún por qué
y el dónde es un espacio reducido,
con paredes alzadas
a la medida de mejores tiempos.

      (De Un país lejano, Barcelona, 1998)




8 comentarios:

  1. Lo del conformismo es algo que siempre me da que pensar... si el conformista es feliz en su conformismo, ¿no es igualmente válido?... es cierto que si todo el mundo hubiera sido conformista no hubiera avanzado demasiado pero creo que ese afán de competición permanente tampoco es bueno. Yo es que soy muy de puntos medios.
    El poema me gusta mucho José Luis.
    Feliz punto medio de semana. :)
    Sandra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las preguntas del poema son casi siempre formuladas por el lector; es él quien debe dialogar con la voz subjetiva del personaje verbal. Al escritor le corresponde dejar en libertad al texto para que su vuelo de pie a distintas miradas. Yo soy un conformista antiguo, Sandra, no porque todo me parezca bien o porque carezca de criterio, sino porque la existencia diaria me parece un don que requiere gratitud y hondura... Así que hay muchas razones para seguir con la sonrisa en flor. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  2. Para vivir bien,
    mucho más que "dónde"
    importa "con quién".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo con el apunte machadiano, tal vez porque los meandros existenciales solo se perciben en su verdadera esencia si en el caminar personal coinciden otros pasos, otros afectos, otras miradas... Siempre un placer tu presencia en estos puentes, tu aportación a la escritura. Feliz jornada desde Rivas.

      Eliminar
  3. Por eso ando siempre de acá para allá, no me gusta nada la monotonía.
    Me gusta que se me eche de menos, pero que no signifique eso que antes me echabas de más, jejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece muy bien ese trajín, querida Tracy, eres un personaje principal en este puente, así que aquí siguen tus pasos con el afecto intacto. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  4. Perfecto retrato del hoy y de tanta gente que prefiera la tristeza gris a las luces del cambio. El vértigo les puede, los caminos aún no abiertos les asustan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué lectura más atinada, poeta, yo creo que es cierto que hay un confomismo huidizo y oscuro, que tiene miedo de cualquier recodo; pero hay otro hecho de mediodía, que está en la poesía de Sánchez Rosillo, por ejemplo y que resume su filosofía en aceptar el instante y hacer de cada amanecida una sensación de patrimonio, una posibilidad de ser. Abrazos entrañables.

      Eliminar