lunes, 29 de enero de 2018

DESDE EL LABERINTO (AFORISMOS)

Entrada
(Provincia de Angkor, Camboya, 2017)
Fotografía de
Adela Sánchez Santana

Aforismos desde el laberinto

Entre las raíces, una entrada franquea el paso al laberinto. Las sombras diluyen los trazos del sendero. Rumbo incierto.

Me gustan las noches de doble fondo, en las que caben vigilia y sueño.

Esa manía de la memoria de revisar apuntes atrasados, de dar a la inquietud un respiro asistido.

Cada instante de vida, firmo con la escritura discreta del aprendizaje.

La verdad no es un área reservada para soledades ariscas. La duda, sí.

Cuando avanzo hacia ti te desvaneces.

Consumo la relación incierta del autista y su temporada en el invierno.

En mis ojos una hipérbole consoladora: “Un grano de poesía sazona un siglo” (José Martí)

Sístole y diástole, sismología del corazón. Raíces de vida.


(variaciones de Motivos personales)



4 comentarios:

  1. El segundo me parece genial. A mí también me gustan las noches de doble fondo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me dirás si aquel ficus gigante no merecía unos aforismos; todo en la selva es desbordante, como si la naturaleza a cada paso se empeñase en recordarnos nuestra fragilidad. Un fuerte abrazo de regreso.

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. La memoria, el aprendizaje y la duda. Tan entrelazados. Tú, querido poeta, le encuentras lugares que obligan a detenerse ante el hallazgo. Un abrazo

    ResponderEliminar