martes, 6 de marzo de 2018

TAPIZ DE ARENA

Pisadas
Fotografía de
Adela Sánchez Santana



TAPIZ DE ARENA

Nada tiene sentido pues el gozo
está en el mismo gozo y no en su idea

FERNANDO PESSOA

Soy tan raro que para reconocerme mi conciencia me pide el DNI.

Hay relaciones personales que tienen la duración de un aforismo y menos contenido.

En la madurez los sentimientos exigen estructuras elaboradas, escenarios con luz natural y narradores distanciados, como pájaros inadvertidos sobre un tapiz de arena.

Se quedó solo. Ahora recupera minerales en la galería de los desafectos.

El pudor convierte a la confidencia en un movimiento de ajedrez.

Presencias como reglas ortográficas; compañeros de viaje que son comas, puntos finales y puntos suspensivos.

Quemó todas las naves. Mientras duró el incendio percibió su calor.

Un presente incierto. Pienso en la escritura en zapatillas y sin afeitar; sólo mis gafas mantienen una pose aceptable.

La voluntad del cínico prefiere ideologías de alquiler.

Futuro; esa aspirina diluida en el agua fresca del fracaso.

Para hablar de ti, empleo un silencio en cursiva.

Andar extraviado tanto tiempo me deja ante tu puerta. Llamo al timbre. Espero.

(Selección propia)






7 comentarios:

  1. Qué hermosas y qué sabias tus palabras, querido José Luis. Son poesía. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Ya sabes que me encanta perderme, también, en tus aforismos: Tus movimientos de ajedrez, los silencios en cursiva, ese "torpe aliño indumentario" donde sólo tus gafas mantienen el tipo... Un mundo, en defintiva, que me deja formar parte de los instantes definidos en tu quehacer diario. Gracias, siempre y mi afecto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, querida María, por formar parte activa de los ríos diarios, de ese cauce continuo que busca una costa habitable. Muchas gracias.

      Eliminar
  3. Los dos primeros me han hecho sonreír y las presencias como reglas ortográficas también.
    "Para hablar de ti, empleo un silencio en cursiva" ¡qué bonito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. las palabras del aforismo no admiten mucha retórica, Tracy, solo el decir justo para que se quede entre las manos su estela reflexiva. Un gran abrazo.

      Eliminar
  4. Me quedo con el calor del incendio José Luis. Prefiero pensar que la vida siempre tiene más naves que ofrecerte, y tú más calor por recibir. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues acepto encantado esa elección, Carmela; no soy de los que rechazan la amistad. Cada cual tiene su gusto, su incendio personal, su nube. Un abrazo.

      Eliminar