martes, 28 de agosto de 2018

ESCRITURA NÓMADA

Sierra de Gredos



ESCRITURA NÓMADA

Estos días de un agosto crepuscular dejan en la mesa de trabajo esa relación aleatoria entre texto y autor. Los folios se llenan con escrituras nómadas que recuerdan que escritor y quehacer creador viajan hacia ninguna parte. Somos derivas, sin balizas de localización.

Jerarquizo lo pendiente con un mínimo inventario de urgencias. Me quedo más tranquilo. Es un disfraz que oculta la inquietud y da confianza al barniz de las buenas intenciones.

Apenas hay cobertura en la sierra de Gredos, aunque de cuando en cuando se define el efecto coral de internet. Sé que las redes digitales alojan un contradiscurso de la inteligencia. Son círculos abiertos.

(Apuntes sobre lo real)




2 comentarios:

  1. Jerarquizar lo pendiente siempre ayuda en el trabajo por hacer. Hermoso lugar para ubicar la mesa de lectura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estamos de paso, querida poeta, en el quehacer de una escritura nómada. Ya casi suena el regreso. Un fuerte abrazo.

      Eliminar