domingo, 19 de agosto de 2018

TECHOS CLAROS

Techos claros
Fotografía de
Javier CabañeroValencia

TECHOS CLAROS

 (Aforismos)

Cada náufrago reclama para sí la madera raída.

Alguien escribe. Soy parte de la trama. Un personaje episódico.

Estoy aquí, creo, aunque desconozco la ubicación exacta del aquí
.
Los aforismos marcan la piel del agua, como la huella frágil de una verdad.

Para la confidencia íntima, personal, directa, un tono de voz sobrio alejado del aspaviento.

Percibo contornos con la precisión ambigua del miope.

Cada día el desconcierto, la indagación sobre una realidad cambiante y fragmentaria.

Con los años el escepticismo muda en benevolencia.

Sucede que regresas cada vez que te nombro.

No sé apaciguar mi obsesión por relojes y calendarios.

En la íntima discordia entre el yo y la nada, tomo partido.

Un nombre propio que acumula letras en minúscula. Nadie, en suma.

Mientras busco, dejo abierta la puerta para el regreso.

      (Del libro Motivos personales, La Isla de Siltolá, Sevilla, 2015)






4 comentarios:

  1. José Luis, el aforismo del AQUÍ me encanta. Soy un militante del AQUÍ y del ENTRE. Buenos días, amigo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu confianza, poeta, siempre entiendo el aforismo como un paisaje cercano y sosegado, así que encantado con tu compañía.

      Eliminar
  2. Bellos e interesantes aforismos, compartamos en nuestros naufragios los tablones de madera raida...aunque el agua nos deje una profunda huella. Abrazos,José Luis.intentare hacerme con tus "Motivos personales".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Fernando, ya sabes que me encanta el género breve, esa posibilidad de crear belleza con mínimos elementos. Agradezco mucho tu apoyo.

      Eliminar