jueves, 3 de enero de 2019

EN EL DORSO DEL JUEVES (Notas para un diario)

Aceras con voz
Fotografía de
Javier Cabañero Valencia


                     EN EL DORSO DEL JUEVES

  Aunque desempeñe su labor comunicativa habitual,  o sea un asunto privado, la escritura  necesita el contexto previo, un encuadre correcto que no desfigure sus bordes. Sin él, la ternura se convierte en erotismo y el erotismo simula ser pornografía. Su comprensión requiere una mentalidad expandida. Los mensajes contienen percepciones de la realidad; sus palabras emergieron en un espacio y tiempo concretos.

 Valoro mucho la confianza, esa luz que oculta la niebla, esas gotas frescas que alejan la sed.

 El optimista es proclive a la grandilocuencia; cree que la amistad es fuerte como la raíz de una secuoya. Así que el ánimo sufre un terrible efecto erosivo cuando descubre que la reptante raíz es solo un hilo suelto, el mínimo temblor de una telaraña.

 El tiempo desvela una paciente labor de sondeo para alumbrar tramas y personajes que reconstruyen nuestras relaciones sociales. En ellas, la soledad camina por cualquier acera, como un joven con deportivos, introspectiva, elegíaca e intimista.

 El ahora se convierte en tiempo narrativo incierto. Soy una estela que pregunta en primera persona al despertar de la memoria por sus indicios sentimentales.

 Otros, esas aproximaciones esporádicas.

(Notas para un diario)




4 comentarios:

  1. Así es amigo, somos una estela que se busca entre la luz que guarece tanta niebla, pero la urdimbre muchas veces, si no estamos atentos, la ponen los otros. Habrá que seguir merodeando, por lo menos entre las palabras. Abrazos poeta, abrazos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un fuerte abrazo, querido Luis, es verdad que hay que ser testigos de los aconteceres diarios y buscar en ellos un papel activo, así que ahí nos vemos, en la tarea laborable de alzar arquitecturas de humo.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  2. Tengo un aforismo que dice que con la soledad conviene no perder nunca nunca las amistades pues es la única que nos hará siempre compañía. Pero mientras tanto disfrutemos de las otras amistades físicas, como la tuya, José Luis.
    Me gustan tus apuntes.
    Abrazo fuerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un fuerte abrazo, Sandra, las reflexiones del diario -lo sabes muy bien- tienen la misma textura que mis aforismos, aunque con un desarrollo verbal mayor. Así que son un punto de encuentro entre sensaciones y pensamiento, que valora mucho la soledad, los rincones amistosos y sus efectos secundarios. Un fuerte abrazo. Que tengas unos reyes magos generosos. Te lo mereces.

      Eliminar