viernes, 11 de enero de 2019

SÍNDROME DE LA TINTA

Sombras en la pared
Fotografía de
Javier Cabañero Valencia

SÍNDROME

Manifestación objetivable, el examen físico
Indicios de un síndrome

SIHARA NUÑO

Esa afección
que me quema por dentro
es el poema.




        




3 comentarios:

  1. Más que una enfermedad, yo diría que es una pasión del ánimo lo tuyo.
    Precioso. Resume tu amor al poema.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un fuerte abrazo querida Pilar y una vez más aciertas de pleno porque ese impulso germinal de la palabra está dentro a diario, es una fe en el humo, una razón de vida. Fuerte abrazo.

      Eliminar
  2. Lo que urge, José Luis. Lo que incomoda. Lo que pretende. El poema.

    ResponderEliminar