viernes, 8 de mayo de 2020

EL YO SIN OMBLIGO

Bajo techo
Archivo
de
Vix.com

EL YO SIN OMBLIGO

   Retraído en la cabaña de la complacencia, mira su vientre plano y sin ombligo. Nunca lee. Alardea de ser un escritor sin genealogía. Un fundador selecto que se mira a sí mismo en un espejo donde no cabe nadie. Carece de antepasados. Infatigable hacedor del principio es leñador inerte, broza, camino y porvenir.
   Antes del aplauso, me desconcierta un síntoma: vive con sus padres.

(De Cuentos diminutos)







2 comentarios:

  1. Contundente y necesario! Los egos pétreos de las inteligencias gaseosas! Vaya tropa arbórea! Abrazos amigo!!

    ResponderEliminar
  2. Brillantes metáforas, José Luis. Un abrazo.

    ResponderEliminar