miércoles, 6 de mayo de 2020

NADAR EN SECO

El fluir callado del agua
Archivo
de
Redbubble


NADAR EN SECO


El tiempo que no tuve nada en seco.
Su orfandad recolecta
el rastro delator de la raíz,
la herida de quien abre
los párpados del agua.

De cuando en cuando
muestra la superficie
una espesura
que presiente en silencio
la colisión del fondo.

Luego el sudor
desdice la distancia;
impulsa más brazadas
hacia el barro salobre.

No dejo que el cansancio
me carcoma.
Sacudo el agua ausente.
En los brazos maltrechos
hay fragmentos de mí.

              (Revista Turia, nº 133-134, p. 115)


4 comentarios:

  1. Qué multitud de imágenes. Me encanta, José Luis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias David, el poema es inédito y acaba de ser publicado en la revista Turia; pertenece a un libro en preparación que va creciendo muy lentamente. Muchas gracias por tu afecto.

      Eliminar
  2. Un placer el conocerte un abrazo desde Miami
    que bien escribes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras y me alegra pensar que la escritura nos acerca y nos sostienen con un poco de luz en este tiempo de extrañeza y soledad. Un saludo cordial y seguimos caminando cerca.

      Eliminar