miércoles, 13 de febrero de 2013

HISTORIA POÉTICA DE NUEVA YORK.


Nueva York

A la luz del invierno,
un destino de paso en el trasiego
de viajes y distancias.
Voces, bocinas, signos
que llenan los sentidos
de palabras babélicas.

Por un momento somos
esos desconocidos
que doblan las esquinas;
los ojos transeúntes que contemplan
un vértigo de frágil geometría
temblando en el cristal.
Complacido el recuerdo
traza breves apuntes
donde la imagen guarda
su mínima porción de eternidad,
la voluntad de sueño
que debe consumir, voraz, urgente.

El agua es resplandor en la bahía;
un viento de costado
arracima gaviotas en el aire.
Tregua de frío.
Errática nostalgia en Central Park.
Tu mano entre las mías,
necesaria  raíz, principio y término,
acaba en ti la plácida deriva.

Después de tanto andar
nunca sé lo que busco.

Pd.-  Poema inédito que el profesor Julio Neira
ha incluido en Historia poética de Nueva York, Cátedra, Crítica y estudios Literarios, Madrid, 2012, págs. 319-320.




 

 

 

                 

2 comentarios:

  1. Pensé ilustrar esta entrada sobre la Historia poética de Nueva York con una fotografía de Hilario Barrero. Después dudé: Nueva York es su casa, el lugar habitable donde han discurrido vocación docente y relaciones personales. Del mismo modo que un tuareg nunca hablaría de la arena del desierto, ni de palmeras y camellos, Hilario no tiene la imagen tópica de la ciudad que un visitante ocasional como yo, que ha estado en Nueva York días contados.
    Usaré las fotos de Hilario barrero en próximas entradas, son extraordinarias, como su afecto y su paciencia conmigo. Abrazos, querido Arcipreste de B.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, Jose Luis. Espero poder ensenarte mi "casa" que es la casa de todos. Vuelve a aparecer tu poema en Geometria y angustia, una excelente antologia publicada por el profesor Julio Neira por la editorial Planeta y que fue presentada en el Cervantes de NY. Enhorabuena!

    ResponderEliminar