viernes, 1 de febrero de 2013

ARQUITECTURA DE LA PALABRA.



Alzheimer


La mirada brumosa
y una sonrisa escuálida.
Suturas de un desplome
solapado.

Hipnotiza el delirio
que nos somete a todos
y que ninguna fuerza
puede corregir.

Recuperas olvido y sobrecoge
que no sepas quién soy,
o que mires las formas
con los ojos
de una memoria estéril.

Estás lejos. Transitas
el dormido país de los lotófagos.

             José Luis Morante



Arquitecturas de la palabra, Antología poética,
coordinadora: María Teresa Espasa,
Institució Alfons El Magnànim, Valencia, 2012)

4 comentarios:

  1. Esta parte me conmueve "Recuperas olvido y sobrecoge
    que no sepas quién soy".

    Creo que la memoria del corazón no es estéril...al menos me da esperanza pensarlo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Marta, tendemos a juzgar todo desde la lógica, como si fuera claro y diáfano: el tiempo personal, los afectos, la vida sentimental, la apariencia del otro, la idea de los demás... Pero hay cosas que llegan inadvertidas: la senectud de los padres, la enfermedad, la erosión de la mente. Y ninguna lógica encuentra respuestas.
      Un beso y mi gratitud por tus palabras.

      Eliminar
  2. Ya había tenido el placer de leer este poema
    y no deja de provocarme tanta ternura
    la utilización de "lotófago".

    Adoro estos versos.
    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Amanda, recuerdo la lectura de ese poema en la Facultad y el comentario posterior sobre la palabra; no se me ocurría otra manera mejor de expresar la desolación esteparia de la mente en blanco. La pérdida completa del pasado nos deja sin raíces, en un ahora evanescente hecho sólo de perplejidad.
      Un fuerte abrazo y espero tus noticias en el correo.

      Eliminar