miércoles, 13 de mayo de 2015

JOAN MARGARIT Y LUIS GARCÍA MONTERO. AMIGOS Y MAESTROS

Joan Margarit
Arquitecturas de la memoria
Edición de José Luis Morante
Letras Hispánicas, Madrid, 2006
AMIGOS Y MAESTROS

   Sé que las lecturas son decisiones pactadas. Sobran las recomendaciones de críticos y expertos porque los títulos elegidos regulan el paso y acomodan su caminar al pautado desplazamiento de cada lector. Pero quiero dejar constancia de dos ediciones que sembraron en mi trabajo literario una alegría inmarchitable: Arquitecturas de la memoria, estudio sobre Joan Margarit con una selección bilingüe de poemas, y Ropa de calle, exploración del recorrido lírico de Luis García Montero. Son dos entregas en cuyas páginas sondeé largo tiempo; me obligaron a un continuo diálogo con el quehacer estético de voces esenciales de la poesía contemporanea.
  Soy agradecido; es meridiano que el esfuerzo mereció la pena: los dos se quedaron conmigo y habitan a diario en la casa personal de los afectos: Joan Margarit y Luis García Montero tienen la doble identidad de maestro y amigo; y suelo consultar mis dudas y certezas  con los protagonistas verbales de sus poemas. No son ellos pero comparten el aire de familia y los gestos escritos de la buena amistad.


Luis García Montero
Ropa de Calle
Edición de José Luis Morante
Letras Hispánicas, Madrid, 2011

12 comentarios:

  1. Ahora mismo estoy centrado en la lectura de "Arquitecturas de la memoria". Me atrajo el cuidado y extenso estudio de la obra y vida del poeta. Después de haberlo leído debo de decir que es un trabajo muy complejo fondear en la obra de un poeta, donde cada dato cronológico puede ser una pista para el lector. Es un análisis necesario, más en la poesía de Margarit donde cada poema es una fotografía de lo acontecido en su vida.
    La traducción, por el propio poeta, al castellano, pierde, para mi gusto, la frescura y musicalidad del catalán. También se quedan en el camino matices, lógico ante toda traducción.
    Es un libro por el que avanzo con gusto. Arquitectura y memoria en este libro tiene significados similares.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, querido amigo, por dedicar un poco de tu tiempo a un poeta esencial. Los estudios críticos son siempre perspectivas parciales, solo una forma de ver una obra. Pero el verdadero descubrimiento está en la lectura del poeta. Acercarse a estaciones como "Joana" o "Casa de misericordia" dan al poeta la entidad esencial que tiene: uno de los grandes. Abrazos.

      Eliminar
  2. Vaya dos monstruos (en el sentido más maravilloso de la palabra) del verso José Luis! Poder decir que son a la vez maestros y amigos es un privilegio que no está al alcance de cualquiera, pero tuyo no me extraña.
    De ambos tengo obra suya en casa en la que buceo de vez en cuando.
    Gracias por compartir (y gracias, una vez más, por tus palabras amigas que han llegado a mi buzón).
    Un abrazo fuerte José Luis,
    Sandra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por entender cuánto significa para mí la literatura: esa manera de mirar los días que amanecen. A ver si hay suerte y encuentras en los libros felicidad y compañía. Me apetecía darte una sorpresa y enviarte mi primer libro de aforismos. Sabes que me gusta mucho ese género. feliz tarde. Me voy a Madrid.

      Eliminar
    2. Entiendo lo que es para ti la literatura José Luis, porque yo desde un escalón muchíiisimo más bajo de esta escalera del conocimiento, también lo siento así. Los libros son para mí objetos muy especiales, casi mágicos, me hacen sentir, me acompañan, me enseñan y algunos, los que están dedicados desde el corazón como sé que es tu caso, son extensiones de personas por las que siento verdadero afecto, cariño y admiración. Así que me has dado una sorpresa estupenda (ya lo hubiera sido sólo con el cuaderno, pero lo del libro de aforismos me ha encantado!). Puedes estar seguro de que encuentro en ellos (y ya hablo en presente) felicidad y buenísima compañía.
      Que tengas un feliz viaje y disfrutes mucho de ese gran encuentro.
      Feliz tarde José Luis,
      Sandra.

      Eliminar
  3. Dos poetas que me gustan mucho. Estos hace tiempo que los tengo en mi biblioteca y me gusta que difundas sus poemas, de esa manera profesional y sugerente que tienes de incitar a la lectura.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Fanny, ya sabes que la crítica hace de la literatura una inacabable sucesión de etiquetas: Joan y Luis pertenecen a esa fórmula que habla del realismo transcendido: la realidad del verso es otra, no es mimética sino enriquecida por nuevos parámetros e im´genes llenas de plasticidad. Besos por estar.

      Eliminar
  4. Aún recuerdo lo que disfruté de una lectura de Joan Margarit al lado de Carlos Marzal. Otro estupento poeta. Garcia Montero es una asignatura pendiente para mí. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues hay que aprobar esa asignatura cuanto antes, querida Carmela: de su generación - la de Carlos Marzal, Felipe Benítez Reyes o Vicente Gallego- es el referente más antologado y el más leído. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  5. Qué alivio tener la casa habitada por esos dos compañeros de piso. Por muchos (y excelentes) inquilinos más, intuyo. La generosidad del casero resulta esencial, en estos casos. Por lo demás, Margarit y Luis son dos referencias esenciales de nuestro escenario poético. Y, cuando el tiempo agriete un poco más sus versos, dejarán de ser referencias para ser, al fin, voz. La de la poesía, probablemente. La de su humanidad, sin duda.
    Saludos desde el pasillo donde, en tardes de lucidez, me cruzo con los tres.

    ResponderEliminar
  6. Qué alivio tener la casa habitada por esos dos compañeros de piso. Por muchos (y excelentes) inquilinos más, intuyo. La generosidad del casero resulta esencial, en estos casos. Por lo demás, Margarit y Luis son dos referencias esenciales de nuestro escenario poético. Y, cuando el tiempo agriete un poco más sus versos, dejarán de ser referencias para ser, al fin, voz. La de la poesía, probablemente. La de su humanidad, sin duda.
    Saludos desde el pasillo donde, en tardes de lucidez, me cruzo con los tres.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos, Amando, y una vez más reiterar la alegría que me produce tu visita a estos puentes digitales. Soy el afortunado habitante de una casa llena de libros, donde a diario convivo con la voz y la palabra de amigos y maestros. Es un diálogo feliz, lleno de palabras y sueños. Un fuerte abrazo.

      Eliminar