domingo, 7 de febrero de 2016

EN EL CAMINO

En el camino, la voz de otros


LA VOZ DE OTROS

A diferencia de otras enfermedades, la vida no admite curación.
                                                                    
                                                                                     ITALO SVEVO

Siempre estamos solos para las cosas capitales de la vida, y nuestra verdadera historia nunca será descifrada por nadie. El secreto que guardamos es intransferible por mucho que hablemos de él. Lo más verdadero de nosotros mismos jamás se muestra.

                                                                                              AMIEL




13 comentarios:

  1. En buena compañía vas en busca de ti mismo. Ese es el viaje esencial de toda persona. Buen viaje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es poeta, apunto esas citas previsoras que acompañarán después cualquier poema o buscarán sitio en algún libro. Y en esa voz de otros que fácil escuchar la propia voz. Feliz jornada.

      Eliminar
  2. A quienes me preguntan la razón de mis viajes les contesto que sé bien de qué huyo pero ignoro lo que busco. Montaigne.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también, querido amigo, busco paisajes exteriores para verme por dentro. La desnudez de la Castilla interior, la mansedumbre del granito, las carreteras secundarias del tiempo siempre acaban en algún rincón del yo. Un gran abrazo y muchas gracias por tu reflexión.

      Eliminar
  3. Los viajes tienen un don: nos desinhiben de nuestra corteza diaria. Ah, ya ha comenzado la cuenta atrás para mi libro, ve haciendo hueco... Ya te iré comentando. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí, poeta, lo recibiré con la calidez que se merece una amistad antigua y perdurable. Enhorabuena de corazón y cuida al máximo la edición para que llegue al lector limpia y sin erratas. feliz domingo.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Amiel tampoco está mal, Tracy, aunque en literatura siempre se impone el gusto personal, esa afinidad con el propio criterio. Feliz domingo

      Eliminar
  5. ¡Cuánto coincido con estos pensamientos! sobre todo con el segundo. Creo que nuestro "yo" más intrínseco nos es vedado incluso a nosotros mismos. No creo que nadie haya sido capaz de descifrarse en tu totalidad.
    Me encanta una máxima de San Agustín que trato de llevar a la práctica pero me temo que aún estoy en la primer estadio: "Conócete, acéptate, supérate" y no sé, si terminaré nunca... jeje
    Saludos José Luis.
    Sandra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo siempre algún cuaderno cerca para anotar esas citas que resumen un itinerario reflexivo. Y es bueno refugiarse tras ellas, dejando al yo en la umbría...

      Eliminar
    2. Sí, yo soy aficionada desde bien joven. Tenía (y tengo) unas libretas donde iba apuntando todas las citas que me gustaban... de cuando aún no había internet y no era tan fácil buscarlo todo en un momento.
      Perlas de sabiduría, sin duda.
      Feliz tarde de martes José Luis. :)

      Eliminar
    3. Feliz tarde poeta, y que alguna de esas citas sean el umbral atinado de un nuevo texto propio.

      Eliminar
  6. En el umbral de nuestro nacer la primera acción
    Es levantar los brazos en busca de un abrasó...en el apocalipsis de la carne antes de entregarnos A la cicuta.
    En la vejez normalmente terminamos, también levantando los brazos como buscando el abrazó.
    Buscando se nos va la vida...
    Lo intransferible del contenido
    Interior... Seguirá sin descifrar.

    ResponderEliminar