viernes, 26 de febrero de 2016

LA GALLA CIENCIA, CU4TRO ( OCTUBRE 2015)

L a Galla Ciencia
Revista de Poesía
Nº 4, Octubre 2015
Coordinan:
Joaquín Baños, Noelia Illán
Samuel Jara, Daniel J. Rodríguez


FORMATO VINILO


   Como aquellos singles de vinilo que suenan en la memoria, la revista de poesía La Galla Ciencia ofrece dos caras dedicadas a la poesía y a la traducción. Ambas ofertan contenidos diferenciados, y crean un estado de ánimo de claroscuros. Empiezo por la cara "B", con los itinerarios creadores de la última hornada, pensando que en literatura hay colaboraciones capaces de poner letra y música al desconcierto. Así me ocurre al adentrarme en el editorial titulado “Camino de Fortuna”. Supongo que esta inmersión en los efectos físicos del perplejo se debe a mi papel de antólogo, donde he percibido en la cartografía lírica más joven un espacio pleno, vitalista y pujante. Así que las especulaciones sobre monopolios estéticos, mafia editorial, carnavales de máscaras y cerrojos a las nuevas propuestas, me resultan tan lejanas como una hamburguesería en las Islas Marianas.
   He seguido la breve historia de la publicación murciana y, por tanto, conozco el inventario nominal de voces aurorales que ha dejado en las estanterías de la curiosidad. Sé que para afianzarse no necesitan ningunear a nadie sino hacer de su pulso creador una ventana al asombro sin más, sin trincheras reduccionistas ni salidas a la contra. En la selección de Joaquín Piqueras me han gustado los poemas de María M. Bautista, cuyos rasgos alientan una continua reflexión existencial, y no entiendo los hermetismos gratuitos que tantean por incertidumbres.
  Las ilustraciones son de Nando Vázquez, quien también firma un texto de presentación con una filosofía del dibujo, exenta de cualquier realismo, proclive a la mancha y a la interpretación subjetiva.
   Recorro ahora los textos recogidos en su cara "A", con prólogo de Alejandro Duque Amusco sobre el rol del traductor como necesario proceso mediador a otra realidad verbal, o como sustitución equivalente respetando forma y contenido. La cuestión se presta a una polémica renovada, también en la práctica, al incorporar cuarenta firmas que se empeñan en traducir a otros cuarenta autores; un amplio abanico de traducciones hecho por relevantes talleres personales que permite el análisis del acto de construcción del nuevo ropaje verbal.
El papel de traductor es asumido, por ejemplo, por José Corredor Matheos, Joan Margarit, Jose Carlos Llop, Jordi Doce, Felipe Benítez Reyes, o Antonio Rivero Taravillo, entre otros; mientras que cede su tinta al castellano desde el inglés, catalán, portugués, italiano, alemán, e incluso lenguas de difusión limitada como el bable, una nómina de primera línea, donde militan Antoni Marí, Anna Crowe, Mary Oliver, David Harsent o Michael McClure… Sin discusión, una sorprendente marejada.   Si al comenzar constataba reparos, el trabajo general de la revista es intenso y enriquecedor y afianza la publicación murciana entre los proyectos literarios más relevantes del calendario. Así que en la laboriosa redacción  de La Galla Ciencia páginas repletas de excelente literatura.





No hay comentarios:

Publicar un comentario