lunes, 26 de septiembre de 2016

ESTANTERÍA DEL CANSANCIO

El orden del cansancio


CANSANCIO


Lista incompleta de elementos varios
que alrededor conspiran:
los labios del teléfono,
la piel brillante del metacrilato,
la cisterna sonando como un disco incesante,
el texto amorfo de un recibo bancario,
el traje de un invierno prematuro
pintado en la rejilla,
los cactus, esos pulpos vegetales...
Acicates oscuros para que yo reincida
en el acto más mío: no hacer nada.

                     (De Un país lejano, DVD, Barcelona, 1998)



4 comentarios:

  1. Es precioso tu poema. Y maravilloso de cuando en cuando no hacer nada. Oxigena y carga pilas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo haré, querida Isabel, pero al regreso me puede la mala conciencia, esa necesidad de abrir las puertas a todos los compromisos literarios y personales que requieren esfuerzo y voluntad. Así que hay que "perder el tiempo", pero después hay que seguir a pleno pulmón. Un gran abrazo y enhorabuena por la presentación.

      Eliminar