domingo, 6 de noviembre de 2016

AFORISMOS CON LA PIEL MOJADA

Madrid
Fotografía de
EFEverde


CON LA PIEL MOJADA

( Para María Fernández Cuello,
por los cafés pendientes)


Mañana de domingo en el jardín. Los parterres muestran un verdor renacido y duermen sobre el césped las hojas otoñales de la higuera. Después lo de siempre, he quitado una coma  en un poema y he puesto un punto y coma.

Un libro puede ser un modesto retrato de la estupidez. Un aforismo también. Un libro de aforismos hace un retrato de cuerpo entero

En un texto se corrigen asonancias, acentos y expresiones confusas. En la existencia se corrige todo, pero  se tarda mucho en rehacer equivocaciones y errores.

La belleza bebe en charcos de adjetivos.





10 comentarios:

  1. Cuando me has hablado de la equivocación en un apellido, me cogiste desprevenida… Ahora estoy emocionada y agradecida de que tu amistad sea tan hermosa y reconfortante.
    Si “la belleza bebe en charcos de adjetivos” buscaré uno para ponerlo junto a tu presencia, aunque será difícil, te lo advierto.
    Gracias mil, José Luis, por entrar con tanto esmero y afecto, por mi ventana.
    Gracias… Maestro.
    (Cuántos cafés te debo!)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María, el domingo propicia ese afán de mirar la piel de las cosas con un poco de luz, sin el homgo cantaminado de lo diario. A ver si es verdad y dejamos sitio en la agenda a esa conversación llena de libros y afectos. Un abrazo.

      Eliminar
  2. El primero me recuerda a Oscar Wilde:

    'I was working on the proof of one of my poems all the morning, and took out a comma. In the afternoon I put it back again.'

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Wilde misaba siempre con ese escepticismo de quien sabe que lo efímero forma parte de nuestra identidad; así que seguro que en estos aforismos también está su voz, aunque me temo que mi sentido del humor sea mucho menos cultivado. Abrazos.

      Eliminar
  3. No sé cuantas veces me he leído el primero y el tercero, y las que me quedan...
    En cambio el de los charcos aunque sea verdad... como que no lo veo.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu constancia, querida amiga, por esa voluntad de buscar sentido a cada uno d emis textos; eres muy generosa y no sabes qué felicidad me concede tu cercanía. Abrazos.

      Eliminar
  4. El último aforismo es poesía pura, José Luis. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, querido Juce, pero ya has visto que los gustos literarios son dispares y que el encuentro que cada escritura propone con el lector siempre está condicionado por los adverbios circunstanciales. Muy agradecido por tu reflexión. Y un abrazo entre libros.

      Eliminar
  5. Aforismo: resultado de una experiencia.
    Cuánta experiencia se adivina en tu bagaje, José Luis.
    Magnífico, como siempre.
    Enhorabuena y un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida amiga, siempre es una alegría percibir tu cercana calidez; el trabajo literario adquiere su plenitud cuando se convierte en una conversación afectiva, en un diálogo sin tiempo. Un gran abrazo.

      Eliminar