domingo, 30 de julio de 2017

INQUIETUD

Preludio
 
INQUIETUD
 
 
El mar se inquieta;
los peces, obsesivos,
muerden mis pies.
 
 
 
 
 

8 comentarios:

  1. Y los míos, parecen pirañas, pero la marea sube, lentamente pero sube..Y luego bajará, y en esa bajada vemos las ruinas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa calma aparente del azul dormido esconde un latido inquieto, hecho de incertidumbre; esa es la voz del haiku. un fuerte abrazo, Begoña, ygracias por tu comentario.

      Eliminar
  2. Hubiera querido responderte esta mañana con un hayku, pero no podría hacerlo conociendo los tuyos.
    Es grande saber reflejar esa incertidumbre en tres versos tan bellos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Qué bien encontrarme con tu amistad aquí, María, y ánimo con ese haiku pendiente. Estamos en casa esperando que las temperaturas sean más gratas. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Y bajo la inquietud del mar se suceden múltiples milagros, se concibe la vida de algunas especies otra vuelven a esa playa a morir, es un mundo indescriptible y misterioso, sin embargo nos recibe, nos acoge nos acaricia suavemente como sintiendo placer de nuestra presencia. Ohhh naturaleza, divina creación, nada te sobra, nada te falta, eres perfecta...Bellos versos inspira te deseo un lindo atardecer mi querido amigo José Luis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mismo deseo, querida Consuelo, la estética del mar confluye en la atardecida con los colores desvaídos del día y es realmente hermoso el conjunto para nuestra mirada. Un fuerte abrazo siempre agradecido por dedicar tu tiempo a mi escritura.

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Ahí ando, Tracy, bañándome con zapatillas, como esos niños miedosos que temen la sombra. Un abrazo con sal, siempre.

      Eliminar