domingo, 23 de julio de 2017

EL MAR DE CUALQUIER SITIO

Enclave escocés
Fotografía de
Javier Cabañero
 
 
UNA CALLE VACÍA


Hoy recorren mis pasos esa calle
que no esconde ningún itinerario.
Todas las calles fluyen dócilmente
al mar de cualquier sitio,
cierran con parsimonia una distancia;
pero ésta alarga al infinito su trazado
pretendiendo ignorar dónde concluye.
Amo el cuello sumiso de sus verdes farolas,
los reflejos chillones de sus autos a plazos,
la cal que habitan líquenes y musgos;
y amo sus papeleras -cielos para despojos-,
singulares regazos donde nada perturba
el aliento feliz de lo caduco.

  (De Pulsaciones, Sevilla, 2017)

6 comentarios:

  1. En el prólogo de "Pulsaciones" la poeta y editora Rosario Troncoso identifica como núcleos centrales de mis poemas tres o cuatro motivos, entre ellos el tiempo, esa sensación de que la identidad es tránsito, pasos perdidos en una calle vacía. El poema suscribe las palabras de Rosario Troncoso, a quien reitero mi gratitud por su afecto personal y por su trabajo crítico.

    ResponderEliminar
  2. Hola amigo, espero que el verano vaya bien -seguro-. Siempre tienes esa calidez en tus poemas que hace que vuelva a aprender. Un abrazo húmedo y refrescante junto a la orilla de la playa.

    ResponderEliminar
  3. Hola mi querido amigo Jose Luis, los temas que por lo general tomas como referencia para tus poemas, siempre tienen tu sutil toque personal, la forma sencilla como percibes y expresas la belleza interior que tiene, sacas de lo sencillo y corriente, lo bello e inigualable. El mar es un tema de nunca acabar hay tanta belleza en el que ahora que estas disfrutando de el tus musas fluyen cual cascada en raudal vuelo a su destino, tu forma de percibir y sentir lo que te rodea. Tu sensibilidad a lo bello que tu alma se desdobla colocando en cada verso, algo de ella. Ten una bella noche y un despertar de ensueño, abrazos y mis mejores deseos de paz profunda

    ResponderEliminar
  4. Gracias por tu meditado comentario, querida amiga, las composiciones una vez que se publican son más patrimonio del lector que del autor, hablan en voz baja y establecen conversaciones nuevas que se adentran en otros sentidos. Para mí la poesía es una forma de mirar dentro, un camino interior que deja entre las manos unos cuantos temas reiterados, como si formaran los muros de un trabajo que macera en el tiempo. un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  5. “…Nadie sabe esperar como una calle…”
    La tuya, vacía, respira una mirada de poeta madurada desde los ojos del tiempo, y
    piensa conversaciones en voz baja con tu inigualable forma de descansar en la belleza.
    Gracias siempre; José Luis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Durante un tiempo creí que cada itinerario tenía una meta, una distancia exacta, una suma de pasos. Ahora sé que Kavafis tenía razón, que es el viajero quien traza cada senda. Un fuerte abrazo.

      Eliminar