lunes, 29 de octubre de 2018

EL ARTE DE VIVIR LOS LUNES

las manos juntas
Fotografía de
Javier Cabañero


  
EL ARTE DE VIVIR LOS LUNES                             

El arte de vivir los lunes
requiere cierta práctica y algo de teoría,
saber de estratagemas y confabulaciones
y adjetivar la prosa cotidiana
con una terca voluntad de estilo.
Incontables acechan
los peligros desde el primer café,
crecen cuando un olor
anuncia escuetamente la leche derramada,
se reproducen con duración de días laborables
y en guardia se mantienen,
tal seguros precintos,
entre los pasajeros del tren crepuscular
que nos devuelve a casa,
al reclamo del lecho hospitalario.
El arte de vivir los lunes
sobrevive y se esconde
en vacuas reflexiones como ésta:
nada es eterno, salvo un lunes.

                      
                      (De Población activa, 1994)



10 comentarios:

  1. AsA también hay que vivir, con una terca voluntad de estilo. Abrazos poeta!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Asi, quería decir no AsA, jejejeje

      Eliminar
    2. y en conseguirlo andamos querido Luis, un fuerte abrazo y gracias por cuidar estos puentes de papel con tanta firmeza, con tanto andar cerca.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Querida Gabriela, es tiempo de regreso, de saber que la vuelta es la felicidad de encontrarme de nuevo con las cosas que amo, con gente como tú, con libros abiertos, con ventanas...

      Eliminar
  3. Qué dulce, te espero poeta, en la vebtana y en los puentes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias querida amiga, ahí estaremos, ahora toca hacer horas junto al ordenador para hacer del lunes un nuevo itinerario a la poesía. Feliz día.

      Eliminar
  4. Preciosa poesía para quienes estamos a la greña con los lunes desde siempre.
    Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Tracy, hoy sentí la pisada del lunes con todo el peso de lo rutinario; regresamos de un largo viaje y la casa estaba fría y desapacible, con cara de lunes; menos mal que amigos como tú encienden lumbre y calientan el aire en dos minutos. Un gran abrazo.

      Eliminar
  5. Precioso poema que siempre me ha gustado. Lo he leído y releído muchas veces.

    Gracias por recordarlo. Abrazos

    ResponderEliminar