sábado, 20 de octubre de 2018

TEMBLOR DE OTOÑO

Otoño en el parque de San Antonio
(Ávila, octubre de 2018)
Fotografía de
Adela Sánchez Santana


TEMBLOR DE OTOÑO
(Aforismos)

Soy tan raro que para reconocerme me pido el DNI.


Hay relaciones personales que tienen la duración de un aforismo y mucho menos contenido.


En la madurez los sentimientos exigen estructuras elaboradas, escenarios con luz natural y narradores distanciados. Como el punto de fuga de un parque.


Se quedó solo. Ahora recupera minerales en la galería de los desafectos.


El pudor convierte las confidencias en movimientos de ajedrez.


Presencias como reglas ortográficas; compañeros de viaje que son comas, puntos finales y puntos suspensivos.


Carpe diem. Quemó todas las naves. Mientras duró el incendio percibió su calor.


Un presente incierto. Solo mis dudas mantienen una pose aceptable.


La voluntad del cínico prefiere ideologías de alquiler.


Futuro; esa aspirina diluida en el agua fresca del fracaso.


Para hablar de ti, empleo un silencio en cursiva.


Andar extraviado tanto tiempo me deja ante el pasado; llamo al timbre. Espero.



12 comentarios:

  1. El último me viene como anillo al dedo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa evocación continua del pasado, querida Tracy, es una mirada necesaria, para reconocernos, para saber qué patrimonio vivo habita nuestra memoria. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  2. Cada uno responde a un momento , cada momento a un pensamiento y xada pesamiento a una experiencia.
    Son magníficos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rosa María, y muy agradecido por estar en estos puentes de papel; son días de pensamiento y experiencia, de salir al otoño con los ojos abiertos. Que tengas un hermoso día. Abrazos.

      Eliminar
  3. Estupendísimos todos, pero hoy me voy a quedar con dos: con la rareza irónica del DNI y con ese silencio en cursiva que tanto dice. Me encanta.
    Que tengas un feliz domingo amigo José Luis!
    Sandra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sandra, creo que las formas breves, en su formato reducido, permiten adentrarse en los rincones del corazón, y si en ese viaje se encuentran con gente como tú, qué puedo decir sino darte un abrazo enorme, con lluvia y otoño entre los dedos.

      Eliminar
    2. Recibo ese abrazo como el mejor de los regalos Jose Luis!

      Eliminar
    3. la poesía nunca nace extramuros, fuera del recinto del yo, querida Sandra. Los aforismos tampoco, son elementos integrados en lo diario, como la amistad, así que ahí seguimos juntos, querida poeta.

      Eliminar
  4. "un silencio en cursiva" conmovedor.
    Feliz día

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es el mejor silencio para hablar de ti, querida poeta. Espero que sigas llena de fuerza y de trabajo literario. Abrazo grande.

      Eliminar
  5. El aforismo tal vez sea el último ancla y la ancla última a la cordura, la meditación, la cercanía del silencio, en tiempos convulsos. Estos me parecen estupendos y oportunos. Como sueles.

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias, poeta, poeta por tu afecto y seguimos caminando juntos.

    ResponderEliminar