domingo, 10 de marzo de 2019

SUEÑO DE LA SECUOYA

 Mirador
Fotografía de internet



SUEÑO DE LA SECUOYA

  Ya despierto, espera unos minutos para abrir los ojos. En la minuciosa paciencia de su sueño, esta noche ha crecido en el jardín una secuoya. Se despereza de inmediato. Sale alborozado a la terraza, donde parpadea de sorpresa y emoción. La enorme arquitectura vegetal está allí, plena como un sosegado mirador cuya sombra recubre casi toda la casa. Feliz, da un par de vueltas al imponente tronco y acaricia callado la corteza…
  Poco después escucha  el ruido de un pensamiento práctico: tal vez sea mejor que la próxima noche sueñe con arbustos.

(De Cuentos diminutos)    

                   

No hay comentarios:

Publicar un comentario