martes, 16 de marzo de 2021

PASAR EL CEPILLO


 

PASAR EL CEPILL0

 

            El fanatismo es la epilepsia de las ideas

 

MARTÍN CERDA

 
El fanatismo es la epilepsia de las ideas. Lo pienso mientras miro en el telediario la manifestación de antisistemas. Reclama la liberación de los anarquistas encarcelados, tras los graves disturbios vandálicos de Barcelona, sin apenas consecuencias penales. A la luz solar, sin los pasamontañas y las espaldas mochileras, repletas de artilugios destructores, estaban casi guapos. Eran la prole justa para pasar el cepillo y pedirles una colecta voluntaria para reconstruir escaparates, tiendas, sucursales y reponer contenedores. Ya se sabe, la libertad de expresión de esta gente es pura solidaridad y contribuye al Ibex ideológico de la utopía. Sus ideas también cotizan en las bolsas (de basura).
 
Despiertas y está el dinosaurio de la presidenta con elecciones para mayo. Radical y sabia, cuenta con el posible respaldo de la mayoría de votos. Perplejidad; debo operarme el cerebro o buscar algún injerto en Turquía. Sus discursos, por mucho preparador publicitario que tenga, son una continua infracción al lenguaje. Restos de alguna idea de crecimiento tardío acerca de la pobreza de espíritu. 
 
El entorno de intereses que arropa la elección de una cabeza de lista electoral demuestra que no se busca al candidato competitivo sino al colega que merece premio. Desde ese trasfondo vivencial de la política, aunque no lo vean los militantes, no hay posibilidad de regeneración y cambio; solo una cadena de favores que asegura la máxima pensión jubilatoria.
 
Esa vida errante de las promesas electorales: qué pasó con la España vaciada, el cambio de la ley electoral, la disminución de aforamientos, la congelación de sueldos y partidas presupuestarias a instituciones caducas, la separación de poderes… Todo era mentira, pero sigue siendo útil para la próxima campaña electoral. Lo volveremos a oir; son mentiras con mucho pedigrí.

(Apuntes de un ciudadano triste)



No hay comentarios:

Publicar un comentario