miércoles, 16 de octubre de 2013

EROSIONES

El Bohodón (Ávila, 2013)

Patética

      Para Alberto Hernández

Salud intermitente;
se perciben los años en mi cuerpo,
un viejo caserón
de inseguros cimientos,
con rincones sin luz y ventanas claustrales,
en el que se recluyen decepciones
y unas pocas certezas.
Desprovisto y austero,
recompone la solidez interna.
Emergen los acuerdos
con deficiencias propias,
testimonios veraces
de un estado de espíritu:
hojas muertas, derrota.

  (De Ninguna parte, Sevilla, 2013)

2 comentarios:

  1. Quizá, amigo, esa "derrota" sea sólo relativa. El andamiaje del poema, a mi juicio, así lo demuestra.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tiempo ajusta cuentas y sabe poco de retrasos. Pero también su paso se remansa desde la distancia.
      A ver si tienes razón y otros poemas recuperan la luz del amanecer. Abrazos.

      Eliminar