lunes, 14 de octubre de 2013

VIDA LABORAL

Palacio de Versalles

 Vida laboral
 
    Hizo de su vida laboral una extravagante mezcla de oficios. Fue contador de granos de arena en el litoral mediterráneo, confidente de insomnes, chófer a pie, promotor de consuelos urgentes gratuitos y catador de brisas.
  Ahora practica una indigencia aristocrática: mendiga a las puertas de Versalles.

 

6 comentarios:

  1. Jajaja, ¡pues no es nadie el pavo! con ese curriculum vitae puede permitirse el lujo de pedir en las mejores plazas.
    Un fuerte abrazo. Me gusta la originalidad y ésta, además, tiene chispa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya Paco, habrá que ir repartiendo el trabajo gratuito, tal como está el patio. Un poco de ironía para las horas del lunes.
      Abrazos.

      Eliminar
  2. Jo, pues con esa descripción solo se me ocurre pensar en presidentes de gobierno...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O ministros de cultura, que todavía tiene un currículum mejor, querido Chisme. abrazos de martes.

      Eliminar
  3. Afortunadamente no conoce el paro y convierte la extravagancia en oficio. Probablemente con más empleos como los suyos y menos oscuras burocracias, técnicos incapaces o trabajadores grises el futuro sería más esperanzador y el presente más luminoso. Los mendigos de dentro o de fuera de palacio a veces se confunden, en cualquier caso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uno prefiere cerrar los ojos a la ominosa realidad laboral y crear un catálogo de oficios absurdos que embarrarse en el pesimismo terco que no encuentra salidas.
      Un breve elogio de la ironía en un día laboral.
      Abrazos.

      Eliminar