miércoles, 15 de enero de 2014

MAR BUSQUETS. DE LA INVISIBILIDAD.





EL SUEÑO DE LA LUZ

De la invisibilidad
Mar Busquets Mataix
Alejandría Narrativa, Ediciones Oblicuas, Barcelona, 2013

  En su novela De la invisibilidad, ganadora del Premio Ategua 2012, Mar Busquets Mataix recrea la senda biográfica de un atractivo personaje del siglo XVIII: Giulia Lama. Nacida en 1681 en la parroquia de Santa Maria Formosa de Venecia, su vida fue un esfuerzo tenaz por quebrantar paredes y superar esa invisibilidad social de la mujer en el ocaso del Barroco, para labrarse una reputación prestigiosa como artista. Un viaje vivencial, no bien documentado todavía en los manuales de Historia del Arte, que Mar Busquets completa desde la dinámica narrativa, aunque sin alterar los datos más conocidos del trayecto.
   En la ciudad de los canales, abierta al Adriático, un escenario dado a la plástica, repleto de sensaciones visuales, ubica Mar Busquets al personaje central. La escritora siempre ha tenido una percepción plural del quehacer literario, y alterna en sus entregas poesía, traducción y crítica. Aquí no falta el lirismo al abordar la singular historia de Giulia Lama de manera lineal, guiada por una cronología que integra la convivencia del marco familiar, sus años de formación y las vicisitudes sentimentales, aspectos condicionantes que fortalecen el espíritu rebelde y el impulso creador. Queda dibujada en los breves capítulos una sensibilidad en lucha. Era un tiempo en el que la mujer tenía un papel secundario, centrado en lo doméstico, la crianza de los hijos y las labores que marcan los ciclos temporales en la casa. En ese ámbito de lo privado no hay sitio para el desarrollo intelectual, la fantasía y la idealización. Sin autonomía para ser, la personalidad de muchas mujeres envejece a ras de tierra, sumisa, resignada al dictado determinante del varón.
   Mar Busquets opta por una escritura reflexiva, hecha de matices iluminadores y digresiones que buscan, más que sumar peripecias en la trama accional, descubrir el mundo introspectivo de Giulia. Las galerías interiores caligrafían los trazos firmes que resaltan su carnalidad. Es la primogénita del pintor Agostino Lama, padre de una familia numerosa que consume los magros recursos. Los padres optan por internar a Giulia en un convento para ahorrase la manutención y la futura dote y allí, desgajada del tronco familiar, la muchacha busca salida a su talento natural y a sus inquietudes artísticas. Tras la iniciación con su padre, se integra en el taller del maestro Antonio Molinari pule su técnica y sedimenta su singular estilo; tendrá oportunidad de convivir y conocer a Gianbattista Piazzetta, con quien pronto mantiene una relación, amistosa primero y después sentimental, que condicionará su existencia.
  Los rasgos esenciales del periplo vital de Giulia Lama no se quedan en la mera historia de un personaje; son también la constatación de las privaciones que limitan la identidad femenina en una realidad histórica. De la invisibilidad es una lectura amena que aporta textos poéticos, ya que Giulia Lama compartió el ejercicio de la pintura con la lírica, lo que permite integrar las variables de una conciencia artística que halló una efectiva correspondencia entre la escritura y la mirada. La estimulante biografía recreada por Mar Busquets nos acerca a un personaje cautivador, Guilia Lama, que busca sitio en un espacio social osificado. La pintura le concedió el sueño de ser libre, la posibilidad de un destino cumplido que buscó en el arte su carta de libertad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario