sábado, 18 de enero de 2014

AFORISMOS SOBRE POESÍA.


AFORISMOS SOBRE POESÍA
 
                                                 Para Antonio Rivero Taravillo
 
. Hay poesía muy buena, bastante buena y pasable. Lo demás no es poesía.

. Los que conciben el poema como un barrio residencial emplean palabras de diseño, con prestigio de marca.

. La poesía y yo nos vemos a diario, aunque no intercambiamos demasiadas explicaciones.

. No pensaba escribir más poesía, pero acaba de llegar un verso cargado de buenas intenciones.

 

8 comentarios:



  1. LA POESÍA ES UN ARMA CARGADA DE FUTURO (Gabriel Celaya)



    Cuando ya nada se espera personalmente exaltante,

    mas se palpita y se sigue más acá de la conciencia,

    fieramente existiendo, ciegamente afirmado,

    como un pulso que golpea las tinieblas,

    cuando se miran de frente

    los vertiginosos ojos claros de la muerte,

    se dicen las verdades:

    las bárbaras, terribles, amorosas crueldades.



    Se dicen los poemas

    que ensanchan los pulmones de cuantos, asfixiados,

    piden ser, piden ritmo,

    piden ley para aquello que sienten excesivo.

    Con la velocidad del instinto,

    con el rayo del prodigio,

    como mágica evidencia, lo real se nos convierte

    en lo idéntico a sí mismo.



    Poesía para el pobre, poesía necesaria

    como el pan de cada día,

    como el aire que exigimos trece veces por minuto,

    para ser y en tanto somos dar un sí que glorifica.



    Porque vivimos a golpes, porque apenas si nos dejan

    decir que somos quien somos,

    nuestros cantares no pueden ser sin pecado un adorno.

    Estamos tocando el fondo.



    Maldigo la poesía concebida como un lujo

    cultural por los neutrales

    que, lavándose las manos, se desentienden y evaden.

    Maldigo la poesía de quien no toma partido hasta mancharse.



    Hago mías las faltas. Siento en mí a cuantos sufren

    y canto respirando.

    Canto, y canto, y cantando más allá de mis penas

    personales, me ensancho.



    Quisiera daros vida, provocar nuevos actos,

    y calculo por eso con técnica qué puedo.

    Me siento un ingeniero del verso y un obrero

    que trabaja con otros a España en sus aceros.

    Tal es mi poesía: poesía-herramienta

    a la vez que latido de lo unánime y ciego.

    Tal es, arma cargada de futuro expansivo

    con que te apunto al pecho.



    No es una poesía gota a gota pensada.

    No es un bello producto. No es un fruto perfecto.

    Es algo como el aire que todos respiramos

    y es el canto que espacia cuanto dentro llevamos.



    Son palabras que todos repetimos sintiendo

    como nuestras, y vuelan. Son más que lo mentado.

    Son lo más necesario: lo que no tiene nombre.

    Son gritos en el cielo, y en la tierra son actos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta Celaya, pero hoy el poema me ha parecido muy largo, como una película en blanco y negro, de arte y ensayo, que deja escaso espacio para la luz directa.

      Eliminar
  2. Agudos y precisos, como siempre. De todo, eso del verso cargado de buenas intenciones me ha llegado al corazón. Echo en falta alguno de esos últimamente.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo echaré en falta tu entrada semanal. Pero entiendo que, de cuando en cuando, hay que darse un respiro para regresar con el ánimo limpio y la palabra justa. Eres siempre muy amable con mis anotaciones y lo agradezco de veras. Abrazos.

      Eliminar
  3. Hola José Luis. Estoy de acuerdo en que, a veces, viene bien darse un respiro, es incluso necesario. Muy bueno: Los que conciben el poema como un barrio residencial... Mucho artificio y débiles cimientos. Feliz fin de semana. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El respiro es necesario, la literatura es un trayecto continuo y circular que si no se detiene en algún momento acaba mareando.
      Me gusta mucho escribir aforismos, María José, porque resumen en su pequeñez páginas muy densas. Por ejemplo, el que tú comentas: esa literatura pomposa de fuegos artificiales y decorados de cantón piedra. Muchas gracias por tu comentario y feliz fin de semana.

      Eliminar
  4. Sabes que tus aforismos me encantan y dicen tanta verdad que empiezan a ser como una especie de ley a la que me acojo como una balsa salvavidas.
    Una vez me aconsejaste que leyera a los clásicos y desde entonces, he de decirte que es como una droga, no puedo dejar de hacerlo. Feliz fin de semana y un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una de las razones que me impulsan a escribir aforismos es tu continuo ánimo, esa palmada amistosa que se hace parte del texto. Gracias, una vez más, Paco, y felices horas de sueño.

      Eliminar