martes, 3 de marzo de 2015

GEOGRAFÍA DEL PARAÍSO


GEOGRAFÍA DEL PARAÍSO

   Cartógrafos nativos de A ubicaron el paraíso en B. Mientras, meritorios estudiosos de B descubrieron en A, o dos pasos más lejos, el estar exacto de aquel apacible remanso. En C la cartografía sobre el edén nunca tuvo unanimidad cientifica: unos se inclinaban por situarlo en A, otros en B y ganaba adeptos un tercer grupo que prefería no decantarse; su sedentaria indecisión alimentaba la sospecha de que el paraíso no se localiza en ningún sitio.

11 comentarios:

  1. Al final, sólo existe el paraíso que somos capaces de hacer crecer dentro de nosotros. A partir de ahí, podemos localizar otros paraísos más universales, siempre más frágiles e inestables.

    Interesante reflexión,, como todo cuanto nos regalas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola poeta, vuelvo de Ávila hace unas horas, tras una jornada de estudios medievales y el cansancio me puede, así que en el sillón es lógico preguntarse por la indecisa geografía de un lugar habitable, a la medida del hombre. un fuerte abrazo.

      Eliminar
  2. El paraíso tiene tanta coordenadas como personas en este mundo, qué difícil buscar fuera lo que tenemos dentro y no vemos...
    Me ha encantado esta entrada José Luis.
    Saludos y feliz semana!
    Sandra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola querida Sandra, esta semana es un poco extraña porque cada día visito Ávila con mis alumnos y hasta las siete de la tarde no encuentro en casa el necesario sosiego para responder a los amigos y a los mensajes. Yo también creo que el paraíso es un espejismo. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
    2. Espero que tus alumnos se den cuenta de la suerte que tienen contigo!!

      Eliminar
    3. La suerte es mía Sandra; cada día me regalan atención y afecto, me dan un poco de vida. Así que el saldo a mi favor es muy amplio. Soy yo quien debe. Besos enormes.

      Eliminar
  3. La vida está llena de espejismos efectivamente José Luis, el paraíso es uno de ellos. No sé por qué siempre nos empeñamos en buscarlo aquí, allí, en cualquier lugar. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Porque todos necesitamos coordenadas habitables, carmela. Un paraíso hecho a la medida de nuestras contradicciones, sin dioses, sin épica, un lugar sencillo, como un salón de estar lleno de la gente que quieres. Besos.

      Eliminar
    2. Me acabo de dar cuenta al leer tu comentario José Luis, que a un poema que he escrito, le he puesto de título (después de mucho cavilar, los títulos se me dan fatal): "Atlas de un sueño" y me pregunto si no se habrá quedado en mi subconsciente esa geografía tuya...aunque nada tiene que ver mi poema con tu Paraíso. Me ha llamado la atención ahora al leerlo.

      Ciertamente ese salón que dices bien pudiera ser mi Paraíso José Luis...

      Un abrazo para los dos: José Luis y Carmela .
      Sandra.

      Eliminar
    3. Otro abrazo fuerte para ti Sandra.

      Eliminar
    4. La misión principal de estos puentes era dibujar itinerarios comunes, y encontrame a diario contigo, Sandra, o contigo, Carmela, es acudir a una tertulia viva hecha de palabras y sueños. Qué bien discurre el tiempo en vuestra compañía.

      Eliminar