domingo, 1 de marzo de 2015

LA PODA NECESARIA


JARDINERÍA

Dejó la poda
una ausencia de pétalos.
Ojos sombríos.

16 comentarios:

  1. Amigo, creo que recurres al haiku -qué bien lo haces- para no desesperar a tus lectores, es rápido, efectivo y suele dar en el centro de la diana. los tuyos son tan efectivos que no fallas ni uno. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es; el haiku y el aforismo son dos caminos literarios que permiten la mirada serena, que apenas cansan, y que dejan en la memoria una leve estampa argumental. Son géneros gratificantes. Cuánto me gusta sentir tu cercanía, querido Paco.

      Eliminar
  2. Poda: camino
    a la esencialidad.
    Flor del mañana.

    Cómo invitan tus haikus
    a responder en diecisiete sílabas.
    Incluso estas palabras se sostienen
    en el ritmo que marcan tus palabras.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta mañana estás muy cerca, querido Antonio, porque leo una selección de poemas de José María Alvarez, nuestro poeta más cosmopolita. Y hace de Estambul una ciudad predilecta. Así que es muy fácil imaginarte junto a la mezquita azul, en Santa Sofía. Un itinerario que yo quiero realizar muy pronto. Ya te cuento, aunque sea desde un haiku. Abrazos.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Querida amiga, hoy el jardín me mira con el ceño fruncido porque tras la poda persisten los colores del otoño. Qué regalo cordial tu palabra y tu afecto...Gracias.

      Eliminar
  4. La poda es el instrumento necesario para un resurgir más vigoroso. Mi lectura me ha llevado a entender este haiku de una forma muy amplia.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido poeta, sabes, como yo, que la interpretación de un poema no es una imposición del autor sino un ejercicio del lector. Me alegra que el haiku no sea un mero apunte descriptivo sino transparencia donde se reflejen otros significados.
      En breve leeré tu libro; desconocía la editorial y me encantará recorrer tu itinerario poético. Abrazos.

      Eliminar
  5. Sombrío al tacto húmedo, escarchado sobre hojas de almendro mis labios.

    Hola José Luis, gracias por el paseo en blog. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un abrazo entrañable, Eva, y mi gratitud por tu presencia en estos puentes siempre abiertos al afecto y a la literatura.
      Dentro del blog el haiku es una estrofa habitual; me gustan sus medidas humildes y su voluntad de agrandar cada instante. Un beso fuerte y seguimos.

      Eliminar
  6. Cuidado, amigo José Luis; el invierno aún no ha concluido. Aquí, en Rioseco, la nieve puede llegar en marzo o en abril de nuevo.
    Pero hermosos versos los tuyos; hermosas flores.

    Un abrazo, poeta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Luis Ángel, hoy Rivas tiene cara de invierno y por eso el jardín preserva inquieto su floración temprana. Qué gustazo siempre percibir tu cercana palabra, tu voz, tu afecto. Feliz lunes.

      Eliminar
  7. ¡Qué gusto les da a mis ojos encontrarse con tus Haikus José Luis!
    Belleza...sólo belleza...
    Un fuerte abrazo,
    Sandra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo siento lo mismo cada vez que me asomo a tu vitalismo poético: una escritura limpia y llena de intensidad emotiva. Abrazos.

      Eliminar
  8. Siempre tan acertada las palabras en tus haikus. Me ha gustado mucho. Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. El haiku es una estrofa moldeable en cuyas lindes caben la queja y la incertidumbre, el dolor y la necesidad de seguir. La poda tiene muchas lecturas; es la mejor manera de definir que lo esencial es mínimo y leve; que a todos nos sobran ramas. Besos grandes.

    ResponderEliminar