sábado, 19 de septiembre de 2015

DEBILIDADES Y ESQUEJES

Esquejes  (2015)
José Manuel Vilaboa Bernárdez
DEBILIDADES

                           Para Rocío,
                           que guardó en su memoria
                          un tiempo común, hecho de afecto 

Admiro de los sabios
su colección de axiomas,
de Narciso su posición estática
frente al mar de sí mismo;
del optimista su escaso criterio;
admiro de los tristes su empatía
con todas las desgracias;
de ti, que me soportes
al cabo de los años.

De los suicidas amo que no sean
perentorias sus vidas
y que sigan creciendo,
autónomas, frugales,
como tercos esquejes olvidados del tronco
que alimentan, precarias, unas gotas de lluvia.

         (De Población activa, Gijón, 1994)



10 comentarios:

  1. A veces, querido José Luis, nuestro humilde recuerdos (esa gota de lluvia) alimenta más a una vida ya en fuga que nos conmovió en silencio, que la fama a todos esos atildados o patéticos seres mediáticos que nada nos aportan y que hemos, por unos años, de soportar.

    Un abrazo, poeta, desde el ya otoño (iba siendo hora; y muchos, los forofos del calor, me dirán que estoy loco) de Tierra de campos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué alegría me deja siempre tu palabra cercana, poeta; yo también soy del frío; amo profundamente esa escritura sosegada del otoño, su vida al paso hecha de secuencias dispersas. Aquí también es más fácil ahora conciliar el sueño y volver a las hojas de la relectura. Nos vemos prontito, en cualquier rincón del tiempo.

      Eliminar
  2. Preclaro soliloquio estas "Debilidades". Conjuga bien con ese paisaje otoñal del que habláis, y al que me uno (desde hace muchos años el calor no es santo de mi devoción).

    Feliz y fructífero fin de semana.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mismo te deseo, Antonio, yo también con la resaca épica de Pau Gasol, cuando Troya tiene las dimensiones justas de un pabellón de deportes... Cuánto envidio tu destreza formal y ese cortar un traje al endecasílabo con las telas de lo cotidiano.
      Saludos desde Rivas.

      Eliminar
  3. Una delicia de poema José Luis. Me gustó muchísimo. Gracias por compartir!
    Un abrazo,
    Sandra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La fotografía de José Manuel Vilavoa me encanta, Sandra, tiene siempre una textura poética que da más verosimilitud a mis poemas. Abrazos.

      Eliminar
    2. Cierto José Luis, se me olvidó mencionar la foto de José Manuel que es ya poesía en sí misma. Me encanta!

      Eliminar
    3. Sabes bien, Sandra, que el formato de cada entrada necesita ligereza y estética. Y las fotografías de J. M. Vilavoa lo consiguen de inmediato. Un abrazo y una alegría tu estar al lado.

      Eliminar
  4. Y que siga frugal la vida mecida nuevamente por este aire otoñal. Gracias por compartir este bello poema. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carmela, la poesía sigue fuerte cuando se convierte en un diálogo entre razón y sentimiento. La fotografía de José Manuel Vilaboa anima la entrada; un privilegio sentir tu cercanía en esta entrada.

      Eliminar