domingo, 17 de enero de 2016

NO SÉ ESPERAR...

No sé esperar
Fotografía de Adela Sánchez Santana



NO SÉ ESPERAR...
(Aforismos sin reloj)


El pesimista es tan clarividente que anticipa el fracaso.
                 
Utiliza argumentos que recuerdan carnavales de pólvora.

Los cementerios de coches abusan del retorcimiento manierista.

En el trasfondo del azar dormita un orden secreto, una simetría que pauta planteamiento, nudo y desenlace.

Los andenes ferroviarios son espacios ambiguos e imprevisibles en los que se respira la quietud de la ausencia; nadie sabe quién se va o quién se queda.

Los minimalistas dogmáticos tienden a confundir el haiku con un cantar de gesta.

Hay escritores que en cada libro se definen como palabreros aficionados.

Los que mienten consiguen interpretaciones magistrales.

La amnesia aporta tranquilidad a la respiración de los recuerdos.


                               



8 comentarios:

  1. No pocas veces nos reconocemos en un "andén ferroviario". Felices aforismos, José Luis. Disfruta de un buen domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Jesús, siempre es muy grato oír tus palabras de ánimo y literatura. Llegan días de agenda completa y la paciencia es un rumor de palomas en el alero... No sé esperar. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  2. Memorables "Los andenes" y "La amnesia", querido poeta.
    Un buen título para un poemario que tal vez utilice citándote, claro está: "Los andenes de la amnesia".

    Bueno, José Luis; aquí en Rioseco, al levantarme a las 7.45, -3ºC. Esto ya pareciéndose algo al invierno de Tierra de Campos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Luis Ángel, me alegra mucho que mis textos te aporten algún instante de felicidad lectora. Y un placer ese nuevo libro futuro en compañía. Aquí el invierno es espera, como mis aforismos; nieve y lluvia forman parte también de los ausentes. Un gran abrazo y este martes hablaré de ti con Mario Pérez Antolín, de quien presento un libro de aforismos en Madrid. Buen fin de semana

      Eliminar
  3. Creo que hay un aspecto interesante y diferente en ti como escritor, y es que hablas con cierto pudor de eso, de escribir, y no le das, públicamente, tantas vueltas a la hoja en blanco, la falta de ideas o de inspiración, lo trabajoso que es todo... que lo es. En privado seguro que se las das, claro. Lo digo porque no suelo ver con tanta frecuencia en otras disciplinas artísticas, ese tema, como en los escritores. O al menos no lo dicen abiertamente.

    Un abrazo, voy retrasado en mis visitas a los blogs que me interesan, ya sabes cómo es esto de vivir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que cada escritor siempre tiene un universo que lo singulariza: sus manías, sus obsesiones, su modo de enfrentarse a lo cotidiano. Yo no sé cuáles son mis señas.. Así que me encanta percibir opiniones como la tuya que mejoran mi perpetua miopía. Un abrazo.

      Eliminar
  4. Pues paciencia. O como decía Don Quijote, "paciencia y barajar". Hemos de saber esperar, saber ser pacientes y perseverantes al mismo tiempo, tanto en el juego como en la vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los años conceden la necesaria paciencia, claro que sí, aunque yo sigo abrumado por la incertidumbre un día sí y otro también. me puede esa estridencia firme de los asuntos por resolver. Un abrazo y detengo el paso. Paciencia.

      Eliminar