martes, 19 de enero de 2016

TÚ Y YO, NOSOTROS (CONTRANACIONALISMOS)

Barcelona (Cataluña, España)

CONTRANACIONALISMOS

                          Tú y yo, nosotros


Esa simulación de tolerancia de quien se proclama diferente.

El imaginario épico y su aire de familia con los cuentos de hadas.

La saturación nacionalista, ese monopolio que dicta su interpretación  de la realidad.

Trivializar la Historia es cerrar los ojos ante los efectos secundarios.

El santoral independentista está lleno de bustos dorados que acentúan su porte natural con purpurina.

                                                                                            (Aforismos inéditos)



12 comentarios:

  1. Geniales José Luis y cuánta verdad en ellos. Me gustan mucho todos pero sobre todo el de la saturación.
    Saludos!!
    Sandra.

    ResponderEliminar
  2. Hola Sandra, los aforismos suelen mirar alrededor para seguir al paso la cronología diaria. Como sabes, soy de los que piensan que ir al lado, haciendo de cada yo un nosotros es una obligación. Detesto el nacionalismo excluyente, el que busca genes y diferencias, el que es otro... Un gran abrazo y seguimos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suscribo cada una de tus palabras José Luis.
      Seguimos...

      Eliminar
    2. Querida amiga, creo que esta entrada -y esa no es mi voluntad, en absoluto- ha molestado a algunos lectores y ha provocado que se alejen del blog y de mi escritura. Lo siento de veras. Como sabes, soy profesor de Historia y llevo muchos años percibiendo que la historia reitera errores y quema esperanzas con el uso de comportamientos disgregadores. Sé que se camina mejor en compañía, respetando las afinidades y diferencias, haciendo del tú y yo un nosotros... Gracias por tu cercanía, Sandra.

      Eliminar
    3. He comprobado ya hace tiempo que las opiniones políticas no se lleva bien con las redes sociales José Luis, sobre todo las que "no están de moda".
      Yo, como habrás comprobado intento que mi Facebook sea un remanso de paz y "flowerPower", mis opiniones prefiero comentarlas conmigo misma y con la papeleta del voto cuando tocan urnas... es así de triste. No sabemos respetar las opiniones de quien no piensa igual o no "está en la moda ésta de estar en contra de todo últimamente". Si alguien se aleja de tu escritura o de tu blog por este motivo, ya sabes aquello de mejor la soledad que la mala compañía. En fin...
      Gracias siempre a ti José Luis.

      Eliminar
  3. De acuerdo con lo de la "simulación de tolerancia" (variante grave y plural de la autosuficiencia) y muy atinado también lo de la trivialización de la historia y sus letales efectos secundarios. Estamos en momentos en los que es muy necesario subrayar aparentes evidencias (que, ya se ve, no lo son). Y hablar con claridad, y sin concesiones a la tontería que algunos llaman «buena voluntad», de ese fervor mezquino que son todas las patrias. Un abrazo, José Luis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La izquierda es rancia, permisiva y cutre cuando hace del discurso sobre la libertad una amalgama de concesiones que no está en el marco constitucional sino en los intereses independentistas. Y los efectos secundarios son evidentes: el incumplimiento de unos y su impunidad conllevará una ruptura del país.. Hay veces que cerrar los ojos significa guardar silencio, y la literatura es también una manera de decir que tú y yo somos nosotros. Un gran abrazo, Alfredo.

      Eliminar
  4. "Por mi vida han galopado todos los corceles amarillentos del Apocalipsis, la revolución y el hambre, la inflación y el terror, las epidemias y la emigración; he visto nacer y expandirse ante mis propios ojos las grandes ideologías de masas: el fascismo en Italia, el nacionalsocialismo en Alemania, el bolchevismo en Rusia y, sobre todo, la peor de todas las pestes: el nacionalismo, que envenena la flor de nuestra cultura europea".Stefan Zweig.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No soy tan pesimista como S. Zweig; confío en la política y en su capacidad para buscar entendimiento y convivencia entre ideologías. No creo en la crispación ni en otros argumentos que los que provienen de la razón. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  5. Complicado, todo es complicado, bien lo sabes.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero el sentido común debe imponerse ante la sinrazón. No hay derecho a decidir en solitario, y hay un marco constitucional legislativo. Si ese marco debe cambiarse no hay problemas, pero con el consentimiento de todos. El nacionalismo disgrega, separa, mutila proyectos comunes... Nada complicado; es una ideología perniciosa.

      Eliminar
  6. Y todos los nacionalismos son excluyentes, además.

    ResponderEliminar